Cómo celebrar una despedida de soltero épica

Llega el momento de poner la imaginación a trabajar. Con cualquiera de nuestras ideas vas a montar una fiesta inolvidable. Te ha tocado, tú y un par de colegas más os vais a tener que devanar los sesos para estar a la altura de una ocasión tan especial como única: vuestro mejor amigo se casa, y como con toda boda, hay que celebrar su paso de la soltería al matrimonio como se merece. Os toca montar una despedida de soltero por todo lo alto.

Ser original a la hora de organizar una despedida no es tan complicado. Es cierto que hay elementos que parecen totalmente inamovibles, como vienen siendo el disfrazar al novio, o incluso el típico baile de una profesional en locales como el Strip Club Barcelona, uno de los favoritos en la Ciudad Condal; pero hay muchas maneras de partir de esas ideas base y abogar por apuestas tan diferentes como atractivas. Solo hay que buscar la manera de salirse del molde, encontrar alguna idea que no se frecuente a la hora de llevar a cabo esta celebración.

Para un segundo y ponte a pensar, ¿no se te ocurre nada? Pues tranquilidad. Vamos a encargarnos nosotros de poner la imaginación aquí para que tú y tus amigos solo tengáis que llevar el plan a la práctica. Os traemos los mejores planes para montar una despedida inolvidable, de esas que quedan grabadas a fuego como auténticas fiestas.

¡A la mar!

Un velero, un catamarán, un crucero… lo que sea que pueda llevaros a todos a alta mar. Podéis disfrutar de un paseo breve acompañados de la brisa marina y la buena cerveza, o bebidas; pero también está la opción de disfrutar de una fiesta por todo lo alto en mitad del mar. Si se reúnen varios grupos de personas, se puede montar algo por todo lo alto con DJs, buena música, mejor bebida y mucha gente con la que disfrutar de todo un “fiestón” en honor a esa persona que pronto se va a casar y lo quiere celebrar como se merece.

Un sensual atractivo

Una cosa no quita a la otra. Se puede celebrar una despedida de soltero original sin perder elementos tan tradicionales como las ya más que famosas strippers Barcelona (para los que residen o deciden celebrar la fiesta en la capital catalana). No son pocos los que deciden organizar una fiesta en un local o una casa alquilada y, para rematar o comenzar la noche, contratan los servicios de una bailarina para que deleite con sus sensuales movimientos y todo el espectáculo que es capaz de montar; con la que además luego comparten unas copas y hasta una agradable charla, ¡que no todo es baile!

Esa es la opción de quienes se buscan un lugar para ellos; sin embargo, si vuestro grupo prefiere desfasar por las calles y locales de una ciudad, se puede mantener esta variable dentro de la ecuación acudiendo a cualquiera de los Strip Clubs Barcelona. La Ciudad Condal se ha convertido en el lugar favorito para celebrar las despedidas, como también cada vez se apuesta más por las localidades de interior, y este es uno de los factores por los que es tan famosa. Quizás os convenga replantearos el destino…

Fardad con una limusina

La ciudad es vuestra, y para que lo sea todavía más no hay nada como que os lleven a cualquiera de los destinos que tengáis previstos. Hay servicios que ofrecen la posibilidad de alquilar limusinas por horas. Vehículos repletos de lujos con los que seguir la fiesta incluso cuando os movéis de un lugar a otro.

Cantidad de bebidas, interiores tan espaciosos como lujosos y hasta música o iluminación. Se pueden solicitar con una buena variedad de plazas, y con ellas tendréis la total certeza de estar donde queráis y cuando queráis sin perder el ritmo de la noche y seguir divirtiéndoos.

El bús más fiestero

¿Y si en lugar de una limusina os lleváis todo un autobús? Los hay que se convierten en discotecas ambulantes, con un DJ que pinche todo lo que pidáis y un servicio de barra y bebidas en el que no falta de absolutamente nada. El conductor también os llevará donde queráis; pero, teniendo una fiesta tan buena sobre ruedas, ¿por qué bajar a un local?

Si queréis, podéis incluso invitar a más gente para que se una, siempre y cuando eso de subirse a un autobús con desconocidos no les suponga un problema…

Estos son solo algunos de los planes de los que podéis partir para montar la despedida de soltero del siglo. Se pueden combinar, e incluso añadir otras ideas que os surjan (disfrazar al novio o ponerlo a prueba en la calle no es tampoco mala idea…). Lo importante siempre es sorprender tanto al novio como a vosotros mismos y, sobre todo, disfrutar de una velada que tiene todas las papeletas de ser completamente inolvidable.