Miremos con atención a nuestro alrededor

Ha llegado el uno de mayo. Es la fecha que, por excelencia, sirve para salir a la calle a reivindicar, entre otras muchas cosas, dignidad y la desaparición de la precariedad en las calles. Nuestros derechos, al fin y al cabo.

Mañana será dos de mayo, pero esa precariedad y esos recortes en los derechos seguirán ahí. Sí, también en nuestra ciudad. Solo hay que mirar alrededor. No hace falta irse lejos, ya que seguro que conoces algún caso cercano cuya situación laboral diste mucho del optimismo que nos vienen vendiendo durante los últimos meses.
En Bilbao, como en la mayoría de lugares, la precariedad sigue siendo una realidad. La subcontratación es un mal que afecta a todos los sectores. Una subcontratación que supone un recorte en las condiciones laborales. Cuanto más se subcontrata, peores son las condiciones.

Es tal la gravedad de asunto que hasta las instituciones públicas hacen uso de esta herramienta. Ni siquiera el Ayuntamiento de Bilbao. Servicios como el 010, los servicios de limpieza de edificios, la atención domiciliaria a las personas mayores... todos servicios subcontratados en los que, además, la precariedad tiene rostro de mujer.

Por eso no debemos ir un paso más allá. Esta no es una cuestión que debe limitarse al uno de mayo. El dos de mayo, y el resto de los días del año, debemos mirar a nuestro alrededor y ser conscientes de lo grave de la situación en una ciudad en la que la precariedad laboral es norma.

Aitziber Ibaibarriaga, portavoz de EH Bildu

**Consola de depuración de Joomla!**

**Sesión**

**Información del perfil**

**Uso de la memoria**

**Consultas de la base de datos**

**Errores analizados en los archivos del idioma**

**Archivos del idioma cargados**

**Cadenas sin traducir**