**Sáb**05302020

**Last update******Vie**, 18 **Ago** 2017 12pm**

Back **Está aquí: **Home Bilbao Grupo municipal PNV Bilbao, ciudad europea del deporte 2012. Bilbao, ciudad del deporte

Bilbao, ciudad europea del deporte 2012. Bilbao, ciudad del deporte

A finales de 2011, Bilbao fue distinguida con el título de "Ciudad Europea del Deporte 2012". Hoy, ya en 2013, no podemos considerar que la designación de Bilbao ha caducado, de la misma forma que jamás pensamos que el reconocimiento se debiese únicamente a lo realizado en 2011. El galardón nos llegó en el transcurso de un proceso de transformación que podemos considerar extenso en el tiempo.
Bilbao trató, con éxito, de romper con cierta inercia en la entrega de tales distinciones: no nos presentamos a un festival de valoración de realizaciones o eventos. Quisimos que se reconociese una gestión de tres décadas destinadas a la doble consecución de una población activa y de un modelo sostenible.


El sistema deportivo de Bilbao nació para facilitar a los bilbaínos y bilbaínas el derecho al acceso al Deporte, cumpliendo con una condición absolutamente imprescindible: que estuviese al alcance de todos y cada uno de los habitantes de la ciudad.
La generalización del deporte nos imponía a su vez, una doble condición: construir una ciudad deportiva, en aspectos estructurales, y la sostenibilidad económica del servicio deportivo.

 

En el verano de 1984, con la inauguración del segundo complejo acuático de la Villa, el de Txurdinaga, nacía Bilbao Kirolak, con el objetivo de dotar de una acción estratégica común a las tres instalaciones polideportivas de las que disponía en aquel entonces el Ayuntamiento: Artxanda, La Casilla y la novísima de Txurdinaga. San Ignacio en aquellos momentos no era de titularidad municipal.

En un proceso de veinticinco años, con no demasiada prisa, pero sin ninguna pausa, al parque deportivo bilbaíno se fueron incorporando los complejos de Rekalde, Deusto, San Ignacio, traspasado desde la Diputación Foral tras una gran primera remodelación, que lo dotó de piscina cubierta. Poco después se inauguraría en centro polideportivo de Zorroza, tras éste el de La Peña, posteriormente Atxuri y más recientemente el centro de actividades físicas de La Alhóndiga y Miribilla.

Todo ello acompañado de múltiples equipamientos deportivos, de libre utilización en barrios, de la ampliación y reconversión del conjunto de campos de fútbol, hoy todos ellos dotados de césped sintético, de lograr una ciudad con un aceptable nivel ciclable, en la que ciclistas, rollers, runners o paseantes puedan sentirse cómodos, y de ciertas guindas como el moderno y galardonado Bilbao Arena, el espléndido frontón Bizkaia, o un nuevo San Mames, aún en construcción. Equipamientos deportivos que en el caso municipal vienen concebidos desde un prisma sostenible y así se nos ha reconocido con el Leed Platinium a la reforma del Polideportivo de San Ignacio.

Pero siendo todo eso importante aún lo era mucho más el segundo pilar exigido para hacer de Bilbao una ciudad deportiva: la sostenibilidad del servicio. Sostenibilidad entendida, no sólo desde la vertiente medioambiental, sino además de la económica.
Para que la población de Bilbao pueda hacer deporte, entendiendo por población a la totalidad de la ciudadanía, que ese es nuestro objetivo, es totalmente necesario que el servicio deportivo se autofinancie, de no ser así, no será, en ningún caso, un servicio generalizable.

Bilbao, con un nivel de autofinanciación de casi el 50% en el año 2009, era la primera capital española en tal ratio, lo que la convertía también en la ciudad más preparada para considerar que su servicio de deportes era "generalizable". Pero ese casi 50%, con ser un dato "líder", no era suficiente. Del 48,8 % del 2009, pasamos al 53,80 % en el 2010 y al 55´5% en el 2011.

Este nivel de captación de recursos propios se basaba fundamentalmente en la enorme penetración social que el deporte comenzaba a tener en Bilbao, pero seguía resultando insuficiente, fundamentalmente porque ya estábamos adentrados, de pleno, en el periodo de vacas flacas que nos está tocando gestionar.

El dato del 2012, supera ampliamente al del año precedente y los presupuestos de 2013, prevén un nivel de financiación en base a recursos propios por encima del 62%.

Pues bien, en un momento determinado de este proceso, y variando absolutamente los hábitos anteriores, muy basados en la ejecución de eventos, el organismo competente, validado por la Unión Europea, tuvo a bien premiar el esfuerzo gestor de Bilbao Kirolak.
Hemos agradecido el reconocimiento y nos hemos autoafirmado en las condiciones iniciales: hacer de la bilbaína una población dinámica, activa, deportiva y moderna. Hacerlo, además, a través de un servicio accesible al conjunto total de la población y sin más gastos que los derivados de los propios consumos, pero también sin menos, dado que en tal caso la extensión de tal servicio quedaría seriamente comprometida o imposibilitada.

Me gustaría agradecer en nombre del Ayuntamiento de Bilbao a todos los clubs, asociaciones, entidades, empresas, federaciones y otras administraciones que colaboran en el ámbito deportivo y a aquellas personas que aman el deporte, lo practiquen o no, ya que han contribuido de alguna manera a que Bilbao sea Ciudad Europea del Deporte en el 2012.

En consecuencia con lo dicho, se nos ha premiado en medio de un proceso, iniciado hace años y aún lejos de su finalización. Bilbao no pretendió el galardón para un año, ni por lo hecho en un año. Bilbao ha sido Ciudad Europea del Deporte en el 2012. Pero más importante es que Bilbao quiere seguir siendo "Ciudad del Deporte". Para ello hemos trabajado y para ello lo seguiremos trabajando.

Licencia de uso

**Consola de depuración de Joomla!**

**Sesión**

**Información del perfil**

**Uso de la memoria**

**Consultas de la base de datos**

**Errores analizados en los archivos del idioma**

**Archivos del idioma cargados**

**Cadenas sin traducir**