Un presupuesto más social

La pasada semana el Pleno del Ayuntamiento de Bilbao aprobaba los Presupuestos Municipales de 2015, con nuestra abstención.

Según explicamos, con nuestra abstención quisimos decir a los vecinos y vecinas de la ciudad que estas no son las cuentas que nosotros hubiéramos aprobado. Y no lo son porque no recogen todo lo que la gente necesita. Falta el dinero del Gobierno Vasco para seguir impulsando el empleo. Faltan partidas de inversión que tienen que venir de otras administraciones para terminar el anillo viario en la villa o el desdoblamiento del tranvía. Y son cosas que nos hacen falta porque mejorarían la vida y la actividad en la ciudad.

 

Sin embargo, no votamos en contra de estos presupuestos porque los socialistas hemos entendido la complejidad del momento que nos toca vivir. La desafección hacia la política. La dura crisis económica. La crisis del modelo institucional.

Y nos hemos propuesto, como primera medida, intentar ganar de nuevo la confianza de la gente. No desde el punto de vista partidario. Sino desde el punto de vista institucional.

Queremos recuperar la confianza en las Instituciones democráticas. También en este Ayuntamiento. Porque las instituciones democráticas y ejercicios responsables como la aprobación de unos presupuestos, son las que hacen avanzar las sociedades. Y quien crea que existe otro sistema, se equivoca. Al final, lo que cuenta es la democracia y partidas presupuestarias para hacer cosas.

Por ejemplo, todas esas enmiendas que los socialistas hemos propuesto y que se han incluido en las cuentas que aprobamos el pasado viernes. Enmiendas, por un valor de 2,4 millones de euros que estamos seguros harán un poco más fácil la vida de los bilbaínos y bilbaínas. Y en primer lugar porque apostamos por el empleo. Por rebajar la cifra de 32.000 parados que tenemos en la ciudad.

Y para ello, hemos conseguido que se ponga en marcha un Plan para rehabilitar edificios o locales municipales para usos sociales en los barrios. Para que los utilicen sus vecinos y sus asociaciones. Y que esas obras sean realizadas por parados de la villa.

Y para ello, volvemos a apostar por dinamizar la ciudad volviendo a dotar de presupuesto al Fondo +Bilbao, para que se sigan desarrollando actividades que favorezcan la actividad comercial.

Pero también nos preocupa la accesibilidad en una ciudad difícil orográficamente como Bilbao. Por eso los presupuestos del próximo año incluirán una batería de propuestas socialistas para que todas las personas se muevan sin dificultad por la ciudad.

Así, hemos conseguido incluir un plan que hemos llamado, Bilbao Accesible: actuaciones para mejorar la movilidad en los ocho distritos de la villa en función de la situación, porque no todos tienen las mismas necesidades. O hemos aprobado ampliar las subvenciones para la construcción de ascensores en las comunidades que quieran hacerlo en las nuevas zonas incluidas recientemente: Uribarri, Altamira, Párroco Unzueta, Torre Madariaga y Torre Urizar. Y hemos conseguido una partida para que se inicien los trabajos para construir un nuevo ascensor en Txotena, en Otxarkoaga, como llevan años demandando los vecinos.

Todo ello, sin olvidar que también hemos conseguido que se incremente el programa Imagina Otxarkoaga, las subvenciones a los colectivos jóvenes, las medidas de conciliación, la instalación de marquesinas, el presupuesto para luchar contra la violencia de género o el de los Haurgunes y Kidegunes...

En definitiva. La ciudad necesita todas esas cosas porque son empleo y son calidad de vida. Todas esas actuaciones son demandas ciudadanas. No son caprichos. Y son construir ciudad y pensar en el futuro. Por eso las hemos propuesto y hemos conseguido que sean una realidad.

Alfonso Gil
Portavoz PSE-EE en el Ayto de Bilbao

**Consola de depuración de Joomla!**

**Sesión**

**Información del perfil**

**Uso de la memoria**

**Consultas de la base de datos**

**Errores analizados en los archivos del idioma**

**Archivos del idioma cargados**

**Cadenas sin traducir**