Pobreza energética

Mientras muchos de nosotros nos afanamos en buscar el detalle adecuado para aquellas personas queridas que tenemos a nuestro alrededor, no podemos, ni debemos olvidar que hay muchas personas cerca de nosotros que luchan en el día a día por llegar a final de mes. Que temen, por ejemplo, la llegada de la factura de la luz, el gas o el agua, o que posiblemente alguna empresa energética esté tramitando algún expediente para proceder al corte del suministro.
El 17 de octubre se celebró el Día Internacional contra la Pobreza y la Exclusión, y el eje central de las reivindicaciones de las organizaciones sociales fue la pobreza energética. Según la Asociación de Ciencias Ambientales (ACA), son ya siete los millones de españoles con enormes dificultades para hacer frente al recibo de la luz al final de mes, debiendo dar prioridad o elegir entre qué cuestiones básicas de subsistencia, muy unidas al desarrollo de una vida digna, pueden permitirse y cuáles no.

En nuestra Comunidad al inicio del 2014 el número de personas que tenían dificultades para sufragar los gastos derivados del pago del suministro de la energía era de 90.000, el 4% de la población vasca, cifra que se ha visto incrementada en estos meses por la subida del recibo y la persistencia de la crisis económica.

Hay tres factores determinantes que desencadenan esta situación: los bajos salarios, y la consiguiente caída del poder adquisitivo, la subida de los precios de la energía, y el exceso de consumo de energía de las viviendas de baja calidad y mal aisladas. Esto es pobreza. Pobreza energética...

Y en este caso la justicia social debería significar que nadie tenga que pagar un diez por ciento o más de su sueldo por el consumo de energía.

En el último pleno los socialistas de Bilbao llevamos una propuesta para terminar con esto que está pasando aquí, en esta ciudad, pero desgraciadamente no salió adelante. Nuestra iniciativa planteaba 4 acciones concretas.
1. En colaboración con el Gobierno Vasco, con agentes sociales y agentes económicos poner en marcha una Estrategia para la erradicación de la pobreza energética en Bilbao
2. Instar al Gobierno Vasco a garantizar el dinero necesario para financias las AES incluyendo dentro de los conceptos a financiar el gasto energético.
3. Llegar a acuerdos con las empresas suministradoras para que no lleguen a interrumpir el suministro el servicio de electricidad, gas o agua.
4.- Instar al Gobierno Vasco para que en colaboración con el Gobierno de España, apuesten por potenciar la eficiencia energética de las viviendas, tanto nueva como la ya existente y priorice la rehabilitación energética.

Y es verdad que con nuestro sistema de AES, con nuestras Ayudas Municipales y con el Plan de Pobreza, muchas de las situaciones se están paliando. Pero también es verdad que el actual sistema de AES deja a muchos ciudadanos excluidos (por patrimonio, aunque este a veces suele ser un terreno o una casa antigua).

Y hay fórmulas: Otros Ayuntamientos lo hacen, por ejemplo, Zaragoza. Esta ciudad acaba de firmar un convenio con Endesa para coordinar el pago de las Ayudas municipales por deudas generadas en relación con el suministro de electricidad y gas y evitar así que a ningún ciudadano se le prive de estos servicios esenciales.

En la misma línea, el Parlamento catalán aprobó hace unos días una moción para garantizar que las compañías de agua, luz y gas no puedan cortar el suministro a las familias pobres sin disponer primero de un informe de los servicios sociales de la Administración. Y el Síndic de Greuges, el Defensor del Pueblo catalán, acaba de proponer "una tregua invernal que determine la no interrupción de los suministros de electricidad, gas o agua por impago".

Y la Junta de Andalucía está preparando una proposición no de Ley para su debate en el Congreso de los Diputados, en la que urge al Gobierno Central a dar una respuesta a este problema.

Como ven es posible, y seguiremos insistiendo. Porque en el PSE-EE de Bilbao creemos que el Ayuntamiento de Bilbao no puede limitarse a medidas paliativas de ayudas puntuales, sino que debe trabajar por conseguir garantizar a corto plazo que no se produzcan cortes, y que a medio consiga un plan de colaboración entre administraciones que implique cambios normativos y acuerdos globales con las empresas suministradoras.

Creo que merece un esfuerzo.

Alfonso Gil
Portavoz PSE-EE en el Ayto. de Bilbao

**Consola de depuración de Joomla!**

**Sesión**

**Información del perfil**

**Uso de la memoria**

**Consultas de la base de datos**

**Errores analizados en los archivos del idioma**

**Archivos del idioma cargados**

**Cadenas sin traducir**