**Dom**01262020

**Last update******Vie**, 18 **Ago** 2017 12pm**

Back **Está aquí: **Home Bilbao Grupo municipal Udalberri Bilbao, una ciudad feminista

Bilbao, una ciudad feminista

Mujeres y hombres tenemos distintas posibilidades de acceder a bienes y recursos y sin duda alguna, distintas aspiraciones y necesidades respecto al territorio y al espacio urbano debido a los roles y a los condicionantes de género.

El urbanismo no es neutro desde el punto de vista de género, y puede mejorar y también perjudicar según como se utilice, el modo en el que se desarrollan las actividades, tanto las relacionadas con el trabajo productivo, o las vinculadas al trabajo reproductivo realizado en su mayoría por mujeres, impactando por tanto de diferente manera a las personas que habitualmente se encargan de dichas tareas.
En estos momentos en Bilbao estamos en plena revisión del Plan General de Ordenación Urbanística y sin duda alguna es un momento que no podemos desaprovechar para empezar a introducir este tipo de políticas que pongan en práctica iniciativas propuestas por las mujeres, cuyo objetivo no es otro que aumentar la calidad de vida de bilbaínas y bilbaínos, porque una ciudad sensible a las necesidades de las mujeres es una ciudad que beneficia a todas las personas.
Por ello, en Udalberri hemos llevado al último Pleno celebrado el pasado 26 de enero, una proposición para que en el marco del proceso "participativo" en el que ahora nos encontramos, se cree un grupo específico de mujeres que provengan del movimiento feminista y asociativo, compuesto también por mujeres profesionales en la materia, para que hagan aportaciones concretas a este respecto. Esta proposición ha sido apoyada por la mayoría de los grupos municipales, excepto EH Bildu que se ha abstenido, para que además esta reflexión se lleve a cabo a través del Consejo de Igualdad de la Mujer de la Villa.

Defendemos que la perspectiva de género no es sólo un requisito que cumplir dentro de un capítulo del plan general de ordenación urbana de Bilbao, sino una obligación estructural y transversal de todo el plan, necesaria para repensar los espacios urbanos y liberarlos de las jerarquías y discriminaciones patriarcales existentes, más allá de los dos apartados que contiene el capítulo que dentro del avance está asignado a la perspectiva de género: la gestión del tiempo y la seguridad en el espacio público. Y la Valoración del impacto en función de género que siendo legal, no se abordará hasta después de la redacción del Plan.

Dice Izaskun Landaida, Directora de Emakunde: "que si no se consideran desde un principio dichos condicionantes, es muy probable que la propuesta de desarrollo urbanístico perjudique a las mujeres en las múltiples actividades que estas lleven a cabo en la esfera pública y privada. Y afirma que los proyectos urbanísticos deben llevar una mirada de género desde su origen".
Estas inspiradoras reflexiones están sacadas de la interesante jornada que se llevó a cabo en octubre pasado bajo el título de "Perspectiva de Género en la Ordenación Territorial y el Urbanismo" organizada en el marco del Berdintasunerako Gunea/Foro para la Igualdad organizado por Emakunde.

No es un tema nuevo, fue teorizado en los años 70 y desde los 90 se está aplicando de forma tímida, aunque es cierto que son los ayuntamientos del cambio los que están haciendo un gran esfuerzo por introducirlo en la agenda política. De hecho Barcelona lo ha incorporado ya como política pública.

Algunas arquitectas expertas en el tema apuntan que se trata de tener en cuenta a las mujeres, que son la mitad de la población (en Bilbao somos algo más, casi el 53%) y aplicar una perspectiva interseccional en la que el género se cruza con características como la edad, el origen, la posición socioeconómica o la identidad sexual, para observar cómo se cruzan y, a partir de ahí, trabajar para eliminar las desigualdades.

Las razones son claras, creo que nadie es ajeno o pone ya en tela de juicio que las ciudades han sido configuradas priorizando el sistema patriarcal y que por tanto, ha obviado las necesidades relacionadas con el sostenimiento de la vida. El urbanismo feminista o con perspectiva de género trata de transformar la sociedad repensando los espacios para reconfigurar las realidades.

Dice la experta Inés Sánchez de Madariaga que "los fundamentos disciplinares del urbanismo actual se configuraron hace ya más de cien años, y que seguimos con unas concepciones del urbanismo que aunque han sido puestas en cuestión, siguen imbuidas de las técnicas urbanísticas con las que construimos los planes: el instrumento de la zonificación o la calificación del suelo, están basados en la asunción de funciones de la ciudad que se formularon en la Carta de Atenas en los años 20 del siglo pasado dividiendo el espacio en cuatro funciones básicas:

⦁ Residencial,
⦁ Productiva,
⦁ Ocio
⦁ y Transporte

y que si miramos todas ellas desde el punto de vista de género, realmente estamos viendo que están pensadas desde la experiencia vital masculina convertida en norma para aquellas personas que conciben la ciudad como un lugar donde hay actividades de ocio y desplazamientos a los lugares de empleo, y no desde la experiencia vital de aquellas personas que tienen que conjugar en la vida diaria las múltiples actividades que son necesarias para el mantenimiento de la vida y el cuidado de otras personas".
En Udalberri Bilbao en Común, no tenemos ninguna duda que incorporar un grupo de trabajo de estas características puede aportar e introducir nuevos enfoques para mejorar una ciudad de distancias cortas y compacta, en definitiva una "ciudad feminista" que garantice el derecho a la ciudad a todo tipo de personas, entendido este derecho como la libertad de utilizar y disfrutar de cualquier espacio de la ciudad tanto por:
⦁ las cuestiones perceptivas de seguridad, como por cuestiones de autonomía y accesibilidad (económica y motriz),
⦁ de tener espacios que sirvan para el desarrollo de las actividades cotidianas
⦁ y que permita compatibilizar las diferentes esferas de la vida (productiva, reproductiva, personal y comunitaria-política). Desde la escala más pequeña como la vivienda, a espacios públicos o equipamientos.
Ese es nuestro modelo de ciudad, el Bilbao que soñamos y el que nos merecemos: todos y todas.


Carmen Muñoz
Portavoz Udalberri Bilbao en Común

**Consola de depuración de Joomla!**

**Sesión**

**Información del perfil**

**Uso de la memoria**

**Consultas de la base de datos**

**Errores analizados en los archivos del idioma**

**Archivos del idioma cargados**

**Cadenas sin traducir**