El túnel de Uretamendi estará en servicio a finales de año

Imanol Pradales ha confirmado esta mañana que la primera fase de la Variante de Ermua entrará en servicio a finales de este mismo año. "Las obras de esta variante se encuentran ya en una fase avanzada: tanto el túnel de Uretamendi, como las nuevas cabinas de peajes y el enlace directo con la autopista", ha asegurado el diputado de Desarrollo Económico y Territorial, quien ha recordado que la apertura del túnel de Uretamendi va a sacar 9.000 vehículos del casco urbano de Ermua, con lo que ello supone en cuanto a seguridad y menor contaminación.

Asimismo, Pradales ha anunciado que una vez se haya puesto en marcha la primera fase, será el momento de reiniciar los trabajos para completar la siguiente fase. Según ha explicado el diputado foral, la conexión con la Variante de Eibar estará finalizada para el próximo verano.

La variante de Ermua es una obra técnicamente muy compleja que ha requerido una inversión de 74 millones de euros y que sortea con precisión de cirugía una complicada orografía sin afectar a la rutina de miles de conductores para ofrecer una mejor alternativa a los 75000 vizcaínos y vizcaínas de la comarca.

Características técnicas

La variante de Ermua discurre por los términos municipales de Ermua y Zaldibar a lo largo de 4 kilómetros y 75 metros de recorrido, incluyendo el nuevo enlace con la Autopista AP-8, con la sustitución de las actuales cabinas de peaje a la entrada de la localidad.

Esta infraestructura, una alternativa a la congestión recurrente de tráfico que sufren las carreteras N-634 y BI-3302 a su paso por Ermua, tiene una gran complejidad técnica por las características geográficas del espacio en el que se ubica.

**Consola de depuración de Joomla!**

**Sesión**

**Información del perfil**

**Uso de la memoria**

**Consultas de la base de datos**

**Errores analizados en los archivos del idioma**

**Archivos del idioma cargados**

**Cadenas sin traducir**