**Dom**01262020

**Last update******Vie**, 18 **Ago** 2017 12pm**

Back **Está aquí: **Home De interés Cine y solo cine por Patxi Álvarez

Jurassic World: El sacrilegio se pone de moda

Odio eterno al cine moderno. Lo siento, la tomadura de pelo ha llegado demasiado lejos. La nueva era del cine de entretenimiento no da más de sí. Todos los grandes éxitos de taquilla de hoy en día salen de fábrica cumpliendo con las mismas premisas de siempre: trama simple, duración desmedida, personajes estereotipados, efectos digitales a tutiplén y exageración tremebunda. Ahí podemos incluir todas las de superhéroes, robots, naves espaciales, alienígenas etc. que nos llegan año tras año y bombardean las carteleras.

**Leer más...**

Insidious: Capítulo 3: Tres son multitud

Existe un territorio en el mundo del cine que es conocido por la alta probabilidad de caida y error, un terreno minado, una tierra de nadie en la cual es fácil entrar y difícil escapar. Ese mundo conocido como "precuela" es peligroso, que nadie se engañe. Es posible que su argumento no conecte con los fans "clásicos", corre el peligro de conocer de antemano el destino de personajes clave, puede distorsionar el "aura mística" de los héroes favoritos por muchos...

**Leer más...**

Mad Max: Furia en la carretera: Magistral delirio visual

Llevo un día de esos asquerosos en los que te gustaría meter la cabeza en el suelo como una avestruz y mandarlo todo a la mierda!! Pero voy a hacer el esfuerzo. Voy a ir esta noche al cine. Sí. Además, llevo un huevo de tiempo esperando la película. Y encima voy a cumplir los 40. Y uno empieza a notarlo en sus carnes. Todo ha cambiado y a la vez no ha cambiado. Y cada vez más a menudo tienes por costumbre de refugiarte en la nostalgia. Y estaba esa trilogía de Mad Max que tantos buenos momentos me ha hecho pasar. Y veo antes de empezar la película los trailers de Jurassic World y San Andreas. Y me digo; nos están volviendo gilipollas con tanta basura. Casi todos los blockbuster son de cartón piedra, no sientes autenticidad.

**Leer más...**

12 años de esclavitud: Sangre, sudor, lágrimas y latigazos

Lo primero que han de saber los seguidores de Steve McQueen (no el actor, fallecido hace muchos años, sino el director de esta película y de las excelentes "Hunger" y "Shame") es que esta película es diferente de las anteriores. Bastante más convencional, más comercial. Vuelve a demostrar que es un director excelente, pero las conceciones hacia lo comercial le impiden, para mi, firmar una película del nivel de las dos precedentes. Como en sus anteriores películas, McQueen no le ahorra al espectador ni un gramo de dureza, pero en esta ocasión recurre al efectismo, cosa que no había hecho en sus anteriores obras, tal vez menos violentas pero sin duda más crudas y desgarradas.

**Leer más...**

Redención: Una más de Jason Statham

Para la gran mayoría, Jason Statham es una de los representantes del cine de acción de los últimos años junto a Vin Diesel y Dwight Johnson. Seguramente el hecho de aparecer junto a las leyendas de los años 80 como Stallone o Schwartzenegger en las tres entregas de "Los mercenarios" no ayuda mucho a desmarcarse de la idea que el británico es el sucesor de aquéllos "muscleman" que llenaban la pantalla con su fornido tórax. A pesar de lo cual, no hay que dejar de lado su participación en algunos "thrillers" con aire de cine negro ("The mechanic" o "Parker" por citar los más significativos) en los que la exigencia física es mucho menor.

**Leer más...**

Caminando entre las tumbas: Aroma a tabaco y alcohol

Esa era la sensación que el cine negro dejaba en la boca en sus orígenes. Un género nacido a través de las páginas de cientos de novelas que se veían convertidas en imágenes en una suerte de personificación del detective "hardboiled", que para muchos tendrá siempre el rostro de Bogart, o Eastwood, o Cagney. Un género que creció desde el folletín pulp hasta la inmensidad de títulos legendarios como "El sueño eterno", mítica y compleja historia con Bogart y Bacall dando forma a una obra que es historia del séptimo arte. Ese género, con el paso de los años, ganó en sofisticación y modernidad, dejando en el camino esos regustos sucios y barriobajeros que en sus primeros años, evocaban las deprimentes consecuencias de una "Gran Depresión" que convirtió Hollywood en un hervidero de este tipo de historias. Perdido ese regusto a nicotina y pólvora, el cine de detectives se convirtió en un producto de evasión más centrado en buscar la comercialidad que en recordar la decadencia moral de los bajos fondos de esas oscuras urbes que funcionaban como caldo de cultivo para crímenes de toda calaña.

**Leer más...**

Infiltrados en la universidad: Repetidores en la Uni

Tras el soplo de frescura que supuso "Infiltrados en Clase" ("21 Jump Street"), Johan Hill y Channing Tatum vuelven de la mano en esta nueva entrega: "Infiltrados en la Universidad" ("22 Jump Street"). Por todos es conocido que segundas partes nunca fueron buenas. ¿Será esta la excepción a la regla?. "Infiltrados en la Universidad" es una comedia igual de gamberra que su antecesora en la cual volvemos a ver a esta pareja de actores (Johan Hill y Channing Tatum) caracterizados como dos policías infiltrados, a pesar de sus 30 años, en una universidad con el fin de frenar la propagación de una nueva droga llamada whyphy. Schmidt (Johan Hill) es el agente "cerebrito" y, sin lugar a dudas, el personaje que más fuerza proporciona a la cinta debido al modo en el que se enfrenta a las distintas situaciones que se les plantea en la películas.

**Leer más...**

El Niño: Otro cine español es posible

Cuando uno es casi acosado con tanta publicidad de un determinado producto, las expectativas terminan siendo bastante altas.Y en el caso del cine aún más. De sobra es conocida la facilidad de Telecinco para promocionar las películas en las que ha participado. Sirvan como ejemplo "Celda 211", "Lo Imposible" o "Ocho apellidos vascos". El éxito de las tres en taquilla fue incuestionable y su calidad convenció –en unos casos más que en otros- a una gran mayoría. En el caso de "El Niño", el marketing funciono muchas semanas en la Tv, lo que unido a la gran acogida que tuvo "Celda 211", hacían casi obligatorio que la película cumpliera con creces.

**Leer más...**

Dallas Buyers Club: De niñato a ganador del Oscar

Si, ya la he visto, aunque tengo que confesar que me resistía. No por el tema, que me parece fascinante -ojo, a ver si no perdemos el norte, que esta película en realidad no habla del SIDA, sino de las intrigas de las farmacéuticas y de los organismos del gobierno Norteamericano, que se deja influir política y económicamente...- sino porque sistemáticamente huyo de las biografías llevadas al cine: ninguna vida es tan apasionante -por apasionante que haya sido- como para aguantar 90 minutos de duración. La ficción siempre es mucho más entretenida.

**Leer más...**

Transformers: La era de la extinción: El camino del exceso

Michael Bay, con la estimable excepción de 'Dolor y dinero' (2013), lleva entregado a la causa robótica-alienígena desde el año 2007, cuando su notable 'Transformers' llegó a nuestras pantallas para ofrecernos un espectáculo mayúsculo y desbordante condenado a aglutinar tantos fans como detractores. La razón para tan radical división de opiniones se encuentra en su sentido del exceso, capaz tanto de fascinar y provocar el fenómeno de los ojos-como-platos como de hacer estallar las retinas y los tímpanos del espectador que no comulgue con su desmesurada propuesta. No fueron pocos los que consideraron aquella película como la mejor de su director, sino que incluso para el que esto escribe confirmaba a un autor del blockbuster con un estilo propio altamente marcado. Sí, han leído bien: Bay es, para bien o para mal, un autor, ultra-comercial y millonario, sí, pero sin que eso sea óbice para establecer un discurso autoral, al menos en el plano estilístico, que logra sublimar la tontería para convertirla en un activo más de la saga. Ese desenfreno megalómano y destructor se vio incrementado en dos secuelas que, aunque inferiores, aún poseían las virtudes que permitían al espectador ser benévolo con los tics menos agraciados de Michael Bay. Pese a todo, en 'Transformers: El lado oscuro de la luna' (2011) comenzaba a vislumbrarse una cierta reiteración, casi insensata, de unas maneras y formas que ya no contaban con el factor sorpresa y que se atropellaban las unas a las otras, rebajando las aspiraciones lúdicas de una saga que comenzaba a dar un ligera sensación de fatiga al aficionado (el opositor ya se había pegado un tiro, directamente).

**Leer más...**

Nymphomaniac. Volumen 1: El Ingrediente secreto del sexo.

El polémico y atrevido director danés Lars Von Trier (Dogville, Rompiendo las olas, Melancolía...) vuelve a demostrar el gran talento que atesora en esta epopeya sexual con un claro carácter dramático. El cine de Von Trier nunca está exento de controversia por su atrevimiento a la hora de contar historias y de ser tan específico para plasmar todo lo que corre por su mente en la pantalla. Puede ser odiado por comentarios juiciosos y por opiniones claramente susceptibles para muchas personas... eso es algo que yo no voy a discutir pero lo que tengo claro es que es un cineasta único, su manera de hacer cine es francamente singular y sus historias enganchan sobremanera. Una vez que te adentras en su implacable telaraña filosófica te costará desviarte de ella, pues sus películas hacen que no pueda pestañear con la sensación permanente de retención visual y sensitiva con lo que nos está mostrando.

**Leer más...**

**Consola de depuración de Joomla!**

**Sesión**

**Información del perfil**

**Uso de la memoria**

**Consultas de la base de datos**

**Errores analizados en los archivos del idioma**

**Archivos del idioma cargados**

**Cadenas sin traducir**