**Mar**12182018

**Last update******Vie**, 18 **Ago** 2017 12pm**

BotonComic2

Back **Está aquí: **Home De interés El mundo del comic con Infame&Co “Dentro del cómic, nuestros tebeos ocupan una esquina muy concreta y muy pequeña”. Entrevista a Silvia Autsaider

“Dentro del cómic, nuestros tebeos ocupan una esquina muy concreta y muy pequeña”. Entrevista a Silvia Autsaider

“Dentro del cómic, nuestros tebeos ocupan una esquina muy concreta y muy pequeña”.

Una de las editoriales que mejor han sabido recoger el testigo de las míticas publicaciones independientes es, sin duda, Autsaider cómics que muestra trabajo a trabajo lo importante que puede llegar a ser la creatividad a la hora de editar.

Autsaider está formado por viejos conocidos de la autoedición como Ata, Molina y Edu Bravo pero en las redes hemos ido conociendo a la más carismática representante de la editorial, Silvia Autsaider, que con su visión periférica del medio ayuda a arrojar lucidez a este loco mundo de los cómics.

Con ella repasamos su historia dentro de la editorial. 

 Pregunta: Tu recorrido en el mundo de los cómics es singular. ¿Cuándo descubres que los tebeos van a formar parte de tu vida?

Ay, chico, vaya cosas me preguntas, suena tan profundo eso de “formar parte de la vida” como que debería de tenerlo preparado. Pues no sé, a ver, cuando cayó en mis manos un ejemplar de El Víbora por primera vez, ahí hubo un click. A mí los tebeos, así en general, como que tampoco es que me pirren y esas cosas que leían las niña de mi clase, pues como que ni fú ni fá. Pero descubrir a Martí, Liberatore, Nazario… eso ya eran palabras mayores.

P.: Ata, Molina y Edu Bravo pertenecen al entorno del TMEO. ¿En que momento unes tu camino con ellos?.

Trabajé de recepcionista en una agencia de publicidad, ahí coincidí con Ata. A Molina  le conocía porque estuve una temporada trabajando en la pollería de mi madre en Alcorcón, y Moli venía con la suya de vez en cuando a comprar. Cosa rara: una madre y su hijo talludito comprando pollo juntos. Me llamó la atención sin más. Una noche, en Malasaña, me encuentro al chaval este, con una melopea de aúpa, haciendo simulacros de castellers con sus coleguis, total, la cosa termina con él dándose un cabezazo contra un bolardo. Tuve que llamar al Samur que si no se me moría allí mismo. Ahí empezó nuestra relación más, por decirlo de algún modo, intima. Edu Bravo, también formaba parte de la colla de castellers.

P.: ¿Cómo comienza la aventura de Autsaider?

Cuando pusieron esto en marcha, bien conscientes de que ellos son unos bohemios, unos destartalados mentales y débiles de carácter, me llamaron para llevar todo la parte seria del tinglao: facturas, proveedores, pagos, porque hice un módulo de FP de esos de administración. Al final he tenido que ponerme al mando y he acabado haciendo un poco de todo, traducciones, redes sociales,…

P.: Prácticamente han pasado 4 años desde que sorprendieseis con “Rojo”. ¿Cómo recuerdas los comienzos de la editorial?

Como decía nosequién, “lo hicimos porque no sabíamos que era imposible”. Cuando ves la chiripa que hemos ido teniendo, te pellizcas el papo. Lo de las cajas lo recuerdo como un trabajo de Sísifo, ese que va empujando un piedro gigante y no llega nunca a ningún lado…era algo así lo de Sísifo, ¿no?. Bueno, tú pon como que parecía que no ibas a acabar nunca. Recuerdo unos cónclaves de plegar tebeos, grapar, guillotinar, hacer cajas y tal… bufa… un trabajo de verdad. 8.000 tebeitos manufacturados, es mucho para una persona normal, imagínate para estos pusilánimes.

P.: En vuestro catálogo podemos encontrar una apuesta por autores cercanos al espíritu del TMEO o autores tan mediáticos como Herr Seele & Kamagurka que, sin embargo son prácticamente desconocidos en nuestro país. ¿Cómo decidís los materiales que vais a publicar?

Pues mira, más allá de que sean tebeos que vayan por una línea que se salga del carril, del borregueo, y que les guste a estos…, más allá de eso, tienen una premisa para seleccionar el material,  - no en cosas colectivas, sino en la individuales - si es autor nacional,  algo que no lo vaya a publicar ninguna otra editorial por contenido, formato o lo que sea. Y si es autor extranjero, que sea algo “de relumbrón” dicen ellos, y que no tenga libros publicados en castellano, además de mantener esa línea de contenido, tono o lo que sea, fuera de lo convencional.

P.: Destaca la esmerada edición de cada uno de vuestros trabajos. Libros como Cowboy Henk son apuestas fuertes que lleváis a cabo desde el comienzo.

Mi  trabajo me lleva estar encima de ellos para que se esmeren un poco.

P.: ¿Ha supuesto un antes y un después en la historia de la editorial?.

Pues no sé, yo creo que dio muchas tablas aquí dentro porque fue un trabajo especialmente complejo por muchas cosas… ¿igual sirvió para que alguien nos tomara un poco más en serio? No sé, en realidad Cowboy Henk es un tebeo bastante bestia, no es más light que otros autores considerados muy transgresores, pero entre la línea clara, el dadaísmo  y tal, tiene el beneplácito de los intelectuales, y aquí encantados, claro.

P.: Lo poco que se había publicado de los autores de Cowboy Henk se había hecho en la revista El Víbora. La Cúpula, editorial históricamente relacionada con el underground ha ido decantándose desde los años 90 por el cómic alternativo. ¿Ocupa Autsaider ese espacio que había quedado poco cubierto a nivel nacional?

Ya gustaría por aquí llegarle a la suela de los zapatos a lo que fue El Víbora.

P.: Os gusta acompañar de pequeños detalles los grandes lanzamientos con pequeñas ediciones llenas de bocetos, pósters y otros originales complementos que hacen que tengáis un contacto más directo con los lectores.

Sï, bueno, un detallico, ¿no? Eso fue idea mía, como siempre que voy a la panadería me dan un chupachús, yo creo que medio para descojonarse, pero a fin de cuentas es una simpatía ¿no?. Pues dije, joder, cuando la gente viene a tu tienda, ten un detalle, ¿no? que ahora la tienda es internet… en fin, que todas las editoriales lo hacen, una chapa, una ilustración numerada, adhesivos… una vez hasta unas calcamonías,… o es calcomanías. Ay, no sé, pero unas muy chulas, de un dibujante de esos con el nombre rarísimo que digan los de Fulgencio Pimentel.

P.: Otra de las grandes sorpresas de Autsaider será “Nosotros llegamos primero”, un trabajo en el que nos descubrías a un Furillo desconocido para muchos.

Ese libro es buenísimo. Va a salir la segunda edición en noviembre. Es que es una epopeya o una odisea o lo que sea, vamos, que es un guión de la hostia, es un clásico. Cruza varias historias, líos de faldas, espías, nazis, ciencia ficción, astronáutica… alguna pollita también sale, jajaja. Pero de verdad que es una pasada. ¡Hola Furi! ¡Saludos!

P.: Otro autor de cabecera de la editorial será Kaz. Abrís fuego con Submundo y recientemente habéis editado Sidetrack City, un acercamiento a los comienzos del autor en la escena neoyorquina.

Pues sí, Kaz fue el primer libro-libro que publicó Autsaider, era de esos autores que se les habían despistado a las editoriales gordas… o que no les molaba, yo tampoco sé mucho de esto, pero vamos, me da sensación como de que ha despertado algo en la cabeza de algunos editores, de recuperar material y autores que fuera son muy prestigiosos. Y lo de Sidetrack City que dices, pues sí, es que a este hombre se le conoce mundialmente por el Underworld, el Submundo, vaya, pero en el Sidetrack se luce a lo bestia de dibujo barroco, muy detallado y unas historias medio inquietantes. Un poco a lo Woodring. Un poco solo.

P.: Muy pronto editaréis el tercer tomo de Submundo.

Pues sí, aprovechando que viene invitado al Còmic Nostrum 2016, que es el festival de cómic que se celebra en Mallorca, pues aprovechamos, y hará una paradica también en Madrid… así quedará prácticamente toda la obra de Kaz publicada en castellano, salvo cuatro rarezas que tampoco se han compilado ni en USA… espérate que no les dé a estos por adelantarse a los americanos.

P.: Sangre americana sorprendió a propios y extraños y nos ha acercado una figura como Benjamín Marra, personaje tan fascinante como su propia obra.

El Marra es muy majo, y sus tebeos son un poco como él, que no acabas de saber cuando va en serio, cuando va en broma, si todo ha sido un chiste o si por el contrario es algo muy meditado. No sé, yo me lo paso pipa, me lo tomo como humor sin chistes, es todo tan así como exageradamente serio y estereotipado que resulta disparatado… Bueno, eso en el Sangre Americana, porque en El Azote del Terror, va por otro lado, ay, que me meo solo de acordarme de ese tebeo. Cundo encierra al crío en el coche en el parkin del centro comercial, jajaja

P.: Desde la editorial habéis apostado fuerte por las promociones organizando giras como la del autor.

Como dicen el frutero y mis amigas cuando lucen carne: “mercancía que no se enseña, mercancía que no se vende”.

P.: ¿Ha ayudado tu larga estancia en los Estados Unidos a conocer mejor la realidad de su circuito alternativo?

¡Uy, qué va! Yo estuve un par de años en Miami trabajando de camarera y luego rulé unos meses por arriba, por Pensilvania. Así que ya ves, de un extremo al otro. Acabé hasta el chirri de la marcha loca maiameña, y me fui a Bird in Hand a trabajar en un restaurante amish. No sé para qué te cuento mi vida, jajaja.

P.: Si hasta la fecha habéis ido abriendo espacios a los autores del mercado europeo o americano ahora os adentráis en un territorio desconocido, el manga más salvaje con Tokyo Zombie.

Bueno, tampoco tan salvaje, más de risas y tal ¿no? que hay mucho chino loco de entresijos y víscera y este, el Hanakuma, es más del chiste locatis… pero sí, manga, vamos, bien, creo yo, parece que está funcionando.

P.: Como su propio autor dice, Tokyo Zombie está lleno de todos los ingredientes necesarios para crear una obra culmen de la masculinidad de fin de siglo: Zombis, camiones, artes marciales...

Sí, es muy de estereotipo de cosas de tíos. Supongo que me hace gracia porque la cultura al final está llena de nabos y acabas haciendo afinidad con esas cosas, o a lo mejor no tiene nada que ver y esas graciosidades son ajenas al sexo… es como lo del color rosa. Un crío puede ir tan contento con una camiseta rosa hasta el día que llega a la guardería y un gilipollas con unos padres de esos convencionales, de los de no salirse del guión, le casca “el rosa es de chicas”, y ahí se jode todo… igual me he ido muy lejos para explicar no sé exactamente el qué, jajaja, me desorino.

P.: El éxito del libro ha hecho que se produzca una película en Japón.

¡Cómo me devuelves al tema! Qué serio eres, jajaja, pues sí, hicieron una peli que se proyectó en Sitges y está traducida al inglés, francés, italiano… aquí estos estuvieron mirando para sacarla en digital en castellano pero era todo un dineral.

P.: ¿Supone el libro una apertura al mercado japonés?

Hombre, desde luego, si funciona, hay un montón de libros de Hanakuma que dicen que tienen mucha miga… los protas, el Fujio y el calvo, haciendo de oficinistas, de mecánicos, de lo que sea, por lo visto en cada libro cambian de vida. El otro día me enseñaron una historieta en la que Fujio, el del pelo afro, follaba con su chavala y daba a luz cachorrillos de perro, y los llevaban al parque y las madres histéricas de los otros críos “¡¡oye, saca a esos chuchos, que esto es un parque infantil!!” y todo muy loco, jajaja.

P.: Vuestra apuesta más personal para este año será Kann, de Victor Puchalski. ¿Cómo conocéis la obra?

Puchalski publicó un par de números en grapa de Kann, me parece que Ata le compró el primero, el segundo lo pillaron en Fat Bottom… joder qué brasas meto… bueno, eso, que su obra la conocimos por ahí,  como fans, y luego va Victor y nos escribe con el proyecto más o menos concretado y nada,  calcula, un alegrón, todo adelante. Es un tebeo muy especial, de mucho nivel.

P.: Como anticipo editáis un desplegable en el que vemos las claves del tomo.

Bueno, sí, tampoco es que sean las claves, pero sí, da alguna pista y abre el apetito.

P.: Kann son prácticamente 200 páginas a todo color.

Eso es, 216 son, joder ¿nos tienes pinchado el e-mail o qué? jajaja Kike Esnouden te van a llamar. Pues sí, a color rabioso, densas y poderosas páginas.

P.: La portada está especialmente cuidada.

Esto es también como lo de las cajas, de eso de que lo hicimos porque no sabíamos que era imposible. Ya veréis ya, es la polla. No sé si lo puedo contar porque es una cosa medio que aquí se creen que es muy especial y que si alguien saca algo igual ahora, pues como que sería echarle agua al vino, vamos, joderlo bastante. Así que para no columpiarme solo puedo decir que es la hostia, que seguro que alguna gambada he metido ya, jajaja.

P.: Históricamente el cómic también ha tenido una intensa relación con el mundo de la música que parece que había ido perdiendo empuje. Retomáis a finales de año este espíritu con “Somos droga”, un Lp con tebeo en el que colaboran dibujantes y músicos.

¡Buah! Eso es otra liada de mi señorito Molina, de lo que te decía del noctambulismo y conocer hasta al diablo. Pues resulta que conoce a Cabezafuego, el de los Mermaid, Bizardunak, de Jugos Lixiviados, … en fin, ese, pues que en una cuchipanda con Mauro, Coyote, Olaf y tal, que resulta que son músicos y comiqueros, Molina ve la luz. Y empieza a liar a unos y a otros para hacer un LP de Cabezafuego en el que se crucen las canciones del navarro, con las historietas que hagan estos y otros más, a Cabezafuego le parece guay, así que su próximo e inminente disco, que se titula “Somos Droga”, llevará un tebeo de 36 páginas, en formato de carpeta de doble LP con ese tebeo gordo en el centro… una manera como cualquier otra de complicarme la vida.

 P.: El segundo número de “Espíritu de RnR” abunda en este aspecto.

Esto es un poco más leve. “Espíritu de RnR” es un programa de Radio Círculo en el que Ata hace una sección de cómics mensual que se llama “Tinta a Bocajarro”. Dani, que es el que hace el programa, monta unas fiestas-concierto de la rehostia para presentar cada temporada del programa… y ya el año pasado hicimos un minicómic colectivo versando sobre el RnR, este año hemos seguido con la cosa, ha quedado muy mono.

P.: ¿Qué balance haces de los cuatro años de trabajo de la editorial?

Ah, pues muy divertido, estos son muy salaos. Un poco pelmas a veces, les gusta el vino un poco de más, pero son buena gente.

P.: Al contrario que tus compañeros de editorial, tu trayectoria está muy alejada del mundo del cómic. ¿Cómo ves desde fuera la realidad de este mercado?.

Ay, no sé, es que lo de “el cómic” me suena como lo de “me gusta el cine”, y digo yo que “el cine” va desde Giorgios Lanthimos a Peter Segal, que es el de las Primeras 50 citas o algo así se titulaba, que salía la niña de ET de mayor, en fin, que cine y cómic y viajes, hay muchos… “me gusta viajar”, anda y vete a tomar por el culo, jajaja… ay, ya no sé dónde iba. Eso, que dentro del cómic, nuestros tebeos ocupan una esquina muy concreta y muy pequeña.

Es decir, el cómic así en general, pues parece que se vende más que hace unos años, que hacen películas y tal, yo qué sé… por otro lado, mi sensación es que cada vez se lee menos, vas en el metro y todos andan con el móvil, para ver uno con un libro, tela… hasta los fanzines que antes eran de leer, ahora son de ilustraciones. Como lo del instagram, que parece que la gente se pasa del Facebook a Instagram, porque el Facebook lleva mucha letra, jajajaja, y yo aquí rajando como una loca, auyentando al personal.

P.: Dedicáis especial atención a la promoción de vuestros trabajos con una intención de salir del círculo endogámico del medio. Es habitual ver reseñas y entrevistas a vuestros autores en revistas de motos, de música, drogas o pensamiento libre.

Sí, tratar de ampliar el círculo de lectores, jajaja, ¿no había una especie de testigos de jeová de los libros antes que iban por las casas y se llamaban así?

Perdona, que me piro, sí, chico, hay que captar nuevos fieles, jajaja, y a veces no tienen por qué ser lectores asiduos de tebeos, basta con que se lean el nuestro, jajaja.

P.: La crisis se ha llevado por delante algunas pequeñas editoriales en un momento en que intentáis consolidar vuestro proyecto. ¿Cómo  sobrelleváis la situación?

Ay, no sabía que hubieran cerrado ninguna en particular. Ah, sí, bueno, sinsentido cerró ¿no? Esos hacían unos tebeos preciosos. Nosotros aquí vamos chino-chano, haciendo, mientras se vendan los libros pues genial. Siempre me dicen aquí  “si nos pegamos dos batacazos seguidos cerramos la barraca”, así que con la calma, mientras dure, dura.

P.: ¿Qué objetivos os marcáis con la editorial?

Yo particularmente que me suban el sueldo.

P.: ¿Proyectos?

Me quería ir a Salou unos días en octubre antes de que empiece el invierno, a ver si puedo en el Puente.

Links de interés:

 Entrevista a Ata Entrevista a Kaz Entrevista a Furillo Entrevista a Benjamín Marra

 

Licencia de uso

**Consola de depuración de Joomla!**

**Sesión**

**Información del perfil**

**Uso de la memoria**

**Consultas de la base de datos**

**Errores analizados en los archivos del idioma**

**Archivos del idioma cargados**

**Cadenas sin traducir**