**Dom**09272020

**Last update******Vie**, 18 **Ago** 2017 12pm**

Back **Está aquí: **Home De interés El rincón científico Adaptando el tamaño del huevo al nido elegido

Adaptando el tamaño del huevo al nido elegido

Las hembras del cuco parasitan los nidos de otras aves para hacer su puesta: aprovechando la ausencia momentánea de los 'dueños'de ponederos en construcción (sobre todo de currucas, reyezuelos, petirrojos y lavanderas) depositan su huevo en el lugar elegido. En intervalos de 48 horas, la hembra del cuco pone de 12 a 13 huevos en otros tantos nidos, que quedan abandonados a su suerte en el nido anfitrión. Es lo que se denomina parasitismo de puesta.

El huevo del cuco es el primero que eclosiona (11 días, el período de incubación más corto de todas las aves, ya que la ésta empieza en el cuerpo de la madre) y nada más nacer, la cría de cuco empuja el resto de la nidada hasta expulsarla; la madre y el padre 'adoptivos'le alimentan hasta que llega a ser un cuco adulto.

Por ejemplo, en la imagen se puede ver a un carricero común alimentando a una cría de cuco común.

Aunque la hembra del cuco parece poco apegada a sus crías, no deja sus huevos al azar: por ejemplo, necesita un nido de insectívoros (como su cría) para que su polluelo no muera de hambre.

El cuco suele ser cinco o seis veces más grande que las aves que parasita, pero (según estudios corroborados por varios científicos) la hembra adapta el tamaño de sus huevos a los del nido receptor, para que los anfitriones no detecten nada raro.

Más información en este enlace.

Licencia de uso

**Consola de depuración de Joomla!**

**Sesión**

**Información del perfil**

**Uso de la memoria**

**Consultas de la base de datos**

**Errores analizados en los archivos del idioma**

**Archivos del idioma cargados**

**Cadenas sin traducir**