El álgebra que nos queda por aprender

El álgebra es una de las grandes áreas de las matemáticas: se ocupa de estudiar propiedades generales de operaciones y números para generalizarlas a campos más abstractos.

Cualquier estudiante de una carrera científica o técnica debe estudiar álgebra de cierto nivel.

¿Es difícil el álgebra? Esa parece ser la opinión de Scout Finch, la protagonista y narradora de la novela Matar a un ruiseñor de la escritora estadounidense Harper Lee.

Casi al final del libro, regresando a casa, Scout le dedica este comentario al álgebra, pensando en lo que su hermano Jem y ella misma podrían llegar a aprender al llegar a adultos:

"Las lámparas de la calle aparecían vellosas a causa de la lluvia fina que caía. Mientras regresaba a mi casa, me sentía muy mayor, y al mirarme la punta de la nariz veía unas cuentas finas de humedad; mas el mirar cruzando los ojos me mareaba, y lo dejé. Camino de casa iba pensando en la gran noticia que le daría a Jem al día siguiente. Se pondría tan furioso por haberse perdido todo aquello que pasaría días y días sin hablarme. Mientras regresaba a casa, pensé que Jem y yo llegaríamos a mayores, pero que ya no podíamos aprender muchas más cosas, excepto, posiblemente, álgebra.

 

**Consola de depuración de Joomla!**

**Sesión**

**Información del perfil**

**Uso de la memoria**

**Consultas de la base de datos**

**Errores analizados en los archivos del idioma**

**Archivos del idioma cargados**

**Cadenas sin traducir**