**Lun**08102020

**Last update******Vie**, 18 **Ago** 2017 12pm**

Back **Está aquí: **Home De interés Especiales Maridaje de vinos o como conseguir el perfecto equilibrio

Maridaje de vinos o como conseguir el perfecto equilibrio

Para algunos un tema muy serio. Para otros una simple curiosidad. El maridaje de vinos es una práctica que puede contribuir mucho al disfrute de una comida. Cuando se hace un maridaje de vinos, el objetivo es que los alimentos que se combinan con cada uno de estos armonicen, sin que destaquen unos por encima de los otros. No obstante, tanto el vino como las comidas son cuestiones muy personales y por ello no hay una norma específica para hacerlo. De ahí que haya quien considere una aberración tomar un vino con según que platos, mientras que otros opinen todo lo contrario. En cualquier caso, hay una serie de consejos que te pueden ayudar a maridar vinos si no tienes un criterio específico. Los ofrece Vinosofos, que de este producto entiende bastante.

Platos típicos: vinos de la región

Si algunos de los platos que vas a tomar es tradicional de alguna región en concreto, lo ideal es maridarlo con vinos de la zona. Por ejemplo, un asado al estilo de Aranda siempre quedará genial con un Ribera del Duero, mientras que una paella marida con vinos valencianos. Los callos a la madrileña tienen su equivalencia vinícola en la Denominación de Origen de Madrid, y así por el estilo.

Buscar la equivalencia en intensidad

Como hemos dicho, el maridaje busca que todo sea lo más uniforme posible, que no plano. Así que lo habitual es acompañar un plato ligero con matices suaves con vinos de las mismas características.

Esto es fácil de conseguir cuando se trata de platos de pescado blanco, en los que un vino fresco y ligero, como un blanco joven, marida perfectamente. Cuando son alimentos que pueden tener infinidad de matices, como es el caso de los quesos, que van desde los más insípidos hasta los más fuertes, la cosa cambia. En estos casos, cada tipo pide un vino diferente, aunque tampoco podrás tomar un sorbo distinto con cada pedazo de queso. Lo ideal es buscar un punto intermedio o que la tabla de quesos sea más o menos igual.

Si vas a poner aperitivos variados, como quesos y embutidos, una copa de cava o un vino de aguja gasificado suelen combinar bastante bien. Si predomina el picante, decídete mejor por vinos dulces.

Maridaje con platos de pasta

La salsa que lleve la pasta marcará hasta cierto grado el tipo de vino con el que servir el plato. Aunque una apuesta segura suele ser un vino rosado, sobre todo para salsas de tomate aromatizadas con hierbas y especias, algo de pescado o carne blanca.

Si sirves pasta con salsas de carne intensas como la boloñesa, un buen tinto es la mejor opción. En cambio si se trata de salsas cremosas son mejores los blancos.

Maridaje con platos de pescado

Los mariscos y pescados suaves piden a gritos un vino blanco que sea bastante fresco y ligero. Si es un guiso de pescado azul o el plato está elaborado con muchos matices, el cuerpo del vino deberá ser algo más fuerte, aunque siguen siendo los blancos los preferidos para estos alimentos.

Hay pescados como el emperador, el atún o incluso el salmón, que tradicionalmente se cocinan buscando una intensidad que otros frutos del mar no pueden conseguir. En casos como estos un rosado de graduación media ayudará a destacar todavía más esos matices.

Elaboraciones a base de carne

El vino tinto está fuertemente unido a las carnes rojas, los asados y las cocciones lentas. Dependiendo de la contundencia y grasa del producto, los reservas o crianzas con alta graduación son los adecuados, ya que ayudan a digerirlos mejor.

Cuando se trata de carne blanca como el cerdo o las aves, un tinto joven o un vino blanco seco es el maridaje ideal.

Algo que se hace últimamente es servir el mismo vino con el que se ha elaborado la salsa. Así los matices se acentúan aún más.

El postre

El broche final suele ser siempre dulce, como los vinos que se sirven normalmente con estos platos. Aunque también se puede recurrir a las sutiles burbujas de los cavas, lambruscos y demás. El ingrediente principal del postre, que no siempre tiene porqué ser el chocolate, define qué tipo de vino es el mejor para cerrar la comida.

Ingredientes que se llevan mal con el vino

Hay una serie de productos que no tienen un buen maridaje. Los vinagres, el ajo o las salsas muy picantes te harán muy complicado elegir un vino adecuado. Así que procura evitarlos si quieres disfrutar al máximo de estos.

Los nuevos maridajes y las apuestas atrevidas

Estos conceptos básicos han regido los maridajes durante mucho tiempo, aunque hoy hay una corriente que apuesta por cambiar radicalmente esto. Los nuevos sumilleres, así como los que apuestan por cocina de vanguardia muy transgresora, recomiendan los contrastes para acentuar los distintos matices de cada sorbo o bocado.

Así, hay quien recomienda tomar vinos dulces con platos de gusto salado, un vino con toques amargos para postres y elaboraciones con gusto dulce, o al revés. En estos casos, la experiencia en boca puede ser más o menos acertada según sea quien lo tome, así que lo normal es decidirse por este tipo de maridajes solo si quieres abrirte a posibilidades fuera de lo habitual. Puede que te encante o que decidas no volver a probarlo así en tu vida, pero siempre con mente abierta y sin prejuicios para disfrutar de la ocasión.

El consejo definitivo

Hay algo en lo que coinciden todos los expertos en maridaje, tanto los tradicionales como aquellos que intentan revolucionar este mundo. Solo si disfrutas estarás maridando adecuadamente, así que no te limites a seguir lo que dicen otros. Busca tu propio estilo y poco a poco irás viendo el tipo de vino que más te gusta tomar con según qué platos.

El maridaje de vinos es una experiencia muy interesante, que hace que disfrutes todavía más si cabe de una buena comida. Si aún no lo has probado, no dejes pasar la oportunidad.

 

**Consola de depuración de Joomla!**

**Sesión**

**Información del perfil**

**Uso de la memoria**

**Consultas de la base de datos**

**Errores analizados en los archivos del idioma**

**Archivos del idioma cargados**

**Cadenas sin traducir**