Mié08232017

Last updateVie, 18 Ago 2017 12pm

Back Está aquí: Home De interés Especiales El Athletic Club, competir sin fichar

El Athletic Club, competir sin fichar

Desde su fundación en el año 1898, el Athletic Club de Bilbao se ha caracterizado por ser un club muy especial. La entidad vizcaína, que tomaba los colores del Southampton inglés por la llegada de marineros de esta ciudad al puerto de la ría, se distinguió siempre por su fútbol atrevido y sin tapujos. Y, una vez empezada la era del fútbol profesional, decidió ser aún más única contemplando el utilizo solamente de jugadores nacidos en las siete provincias vascas, cuatro en España y tres en Francia.

Este credo se ha transformado en filosofía de fútbol y de vida para el único club español que, junto con el Real Madrid y el Fc Barcelona, no ha bajado nunca a Segunda División. Y ahora que el equipo de Bilbao vuelve a participar en una competición europea, es decir la Europa League, es importante analizar este fenómeno como sostenible y rentable, pese a que no haya fichajes desde prácticamente dos temporadas.

 

La fuerza del Athletic está ante todo en su cantera, la que tiene lugar en la localidad de Lezama, a escasos km de la capital de Vizcaya. En este centro se forman los jóvenes jugadores vascos con más proyección y potencial y no es un caso que muchos de los que componen el primer equipo de hoy procedan de ahí. De esta manera, y a través de una buenas búsquedas de futbolistas en la región, el Athletic ha llegado a ser un modelo de equipo que ha alcanzado buenos logros y solamente a través de sus recursos, fichando pocas veces a jugadores que no habían sido criados en Lezama.

El último fichaje, de hecho, ha sido el del centrocampista navarro Raúl García, hecho oficial el 30 de agosto de 2015, es decir hace casi dos años exactos. Y aún así el equipo ahora entrenado por el Kuko Ziganda ha conseguido mantenerse en la primera parte de la tabla, también gracias al aporte de notables elementos salidos de la cantera, como el portero Kepa, los defensas Yeray y Laporte, el centrocampista Iturraspe y el delantero Iñaki Williams, el primer vasco de piel negra que consigue hacerse un hueco importante en este equipo.

La tendencia del Athletic Club contrasta entonces con la de la mayoría de equipos europeos, que cada verano se gastan mucho dinero en fichajes. De hecho, en la Liga, el 51,6% de los traspasos son internos, mientras que solamente el 35,9% procede de otras ligas europeas. Lo sabe bien el Real Madrid, que este año se ha hecho con el lateral izquierdo Theo Hernández, procedente del Alavés, mientras que el Fc Barcelona ha preferido ir al extranjero, fichando al lateral derecho Nélson Semedo del Benfica. Eso sí, en el caso del Athletic, se respetan los fichajes internos, ya que es difícil encontrar un futbolista vasco o alguien que reúna las características requeridas por el club vizcaíno en otro lugar de Europa. Aún así, el Athletic Club sigue compitiendo y su leyenda se hace cada año más grande.