Una crónica diferente

En otras circunstancias, esta crónica sería una más como cualquier otra, que se centraría en contar como, en su peor partido de lo que va de temporada, un Bilbao Basket mermado por las bajas consiguió in extremis (64-63) su séptima victoria en nueve jornadas ante un Estudiantes que demostró el porqué de su mala clasificación liguera.

Sin embargo, no ya como cronista deportivo, sino como simple aficionado al deporte y a acudir a eventos deportivos, me es imposible escribir sobre un acontecimiento deportivo y no hablar en cambio de lo sucedido esta mañana en Madrid antes de otro acontecimiento deportivo, que como tal debería ser motivo de disfrute y de gozo, y no de violencia y de muerte.

Hechos como los sucedidos, una batalla campal en plena calle entre cientos de aficionados violentos de varios equipos de fútbol que se ha saldado con uno de ellos muerto y otros muchos heridos y detenidos, son afortunadamente tan lejanos del entorno de este cronista que no quiero establecer comparación alguna, sino, por el contrario, mostrar mi orgullo por que la afición de Miribilla en particular y la del mundo del baloncesto globalmente considerada no tengan nada que ver, al menos en general, con este tipo de actitudes.

Precisamente eso es lo que convierte aún en más repugnantes este tipo de acontecimientos; que este tipo de personas puedan hacer que, para la gran mayoría de aficionados que simplemente queremos disfrutar de un acontecimiento deportivo, este pueda acabar siendo algo peligroso, que incluso te pueda costar la vida.

Lo más execrable es que este tipo de personas y de grupos existen porque se permite que existan; más aún, se fomenta y se favorece su existencia, su organización y su financiación, e incluso se les jalea por parte de personas, de diferentes ámbitos (dirigentes de los equipos, pero también periodistas e incluso deportistas), que hoy se dedican a condenar los hechos y a lamentarse por lo sucedido. Y ante todo a apresurarse en comentar que estos personajes "no tienen nada que ver" ni con el deporte, ni por supuesto con ellos mismos, y a decir que no hay nada que ellos puedan hacer, cuando por haber alimentado a la bestia y haberla ayudado a crecer, tienen sus manos manchadas de sangre.

Es mi deseo no tener que escribir jamás otra crónica en estos términos, y poder centrarme en lo que de verdad es el deporte, en la actuación de los propios deportistas. Sin embargo, en vista de los antecedentes, mucho me temo que dentro de no tanto tiempo, cuando se haya pasado la indignación, tenga que volver a contar algo como esto en lugar de narrar una victoria del Bilbao Basket. Porque al fin y al cabo si estos grupos están donde están es porque se quiere que estén ahí y porque hay muchos intereses creados en forma de dinero y de poder.

64 - Bilbao Basket (19+16+12+17): Colom (10), Andjusic (5), Dejan Todorovic (10), Wragge (3) y Marko Todorovic (10) -cinco inicial-; Raül López (13), Borg, Hervelle, Williams (11) y Gabriel (2).

63 - Tuenti Móvil Estudiantes (17+23+10+13): Salgado (12), Fernández (11), Rabaseda, Martín (16) y Simpson (4) -cinco inicial- Van Lacke (9), Hernangómez (2), Ortega (5) y Slokar (4).

Árbitros: Pérez Pérez, Calatrava y Oyón. Eliminado por faltas Van Lacke (min.36).

Incidencias: Partido correspondiente a la novena jornada de la Liga Endesa disputado en el Bilbao Arena de Miribilla ante 8.817 espectadores, según la estadística oficial. Antes del partido ambos equipos se unieron a la campaña 'No a la violencia contra las mujeres'.

**Consola de depuración de Joomla!**

**Sesión**

**Información del perfil**

**Uso de la memoria**

**Consultas de la base de datos**

**Errores analizados en los archivos del idioma**

**Archivos del idioma cargados**

**Cadenas sin traducir**