Con la miel en los labios (por Javier Pacios)

En un intenso y disputado partido, el Bilbao Basket estuvo a punto de sorprender al Real Madrid y de conseguir una importante victoria de cara a su clasificación para la Copa del Rey de febrero, pero finalmente tuvo que hincar la rodilla (92-99) merced a la mayor rotación de los madridistas y a algunas decisiones arbitrales muy discutidas por el público.

El encuentro comenzó bien para los hombres de negro, con Bertans (el mejor de los locales con 21 puntos y una valoración de 20) liderando un parcial inicial de 10-4 que posteriormente se convertiría en 16-10. Los nervios y los errores tanto en el tiro como en el manejo del balón fueron la tónica dominante en esos minutos, permitiendo a los de Sito Alonso sacar ventaja de las imprecisiones del Real Madrid.

 

Tras un tiempo muerto, un triple de Mumbrú dio la máxima ventaja del partido al Bilbao Basket (21-13), diferencia que el Real Madrid consiguió reducir ligeramente hasta los seis puntos al final del cuarto (23-17).

En el segundo cuarto entraron en acción los dos hombres más decisivos para el Real Madrid: el norteamericano Jaycee Carroll, que acabaría con 19 puntos, y el joven base esloveno Luka Doncic, que con solo 16 años fue el mejor hombre sobre la cancha con 15 puntos y 22 de valoración, y sobre todo con una serie de acciones decisivas al final.

Un parcial visitante de 0-12 con dos triples de Carroll y cinco puntos de Doncic puso al Real Madrid por delante en el marcador por vez primera en el partido, dándole además una importante ventaja (30-36). Fue Mumbrú el que en ese momento inició la reacción bilbaína, que primero acercó a los hombres de negro (37-40), y después volvió a darle ventaja con dos triples de Hannah y Bertans (43-42). Las alternativas continuaron hasta que se llegó al descanso con una exigua renta visitante (46-48).

En los primeros minutos del tercer período, predominaron los errores en los dos equipos, a los que les costó cinco minutos comenzar a notar con cierta fluidez (50-51, minuto 25). Con 56-53, Bertans cometió su cuarta falta y Sito Alonso se vio obligado a enviarle al banco, cortándose así la mejor vía de anotación de su equipo hasta el momento. Unos instantes más tarde era el madridista Sergio Rodríguez el que cometía su cuarta falta. Su entrenador lo sustituyó por Doncic, quien a la postre acabaría decidiendo el partido para los suyos. Tras un carrusel de tiros libres para ambos equipos, el cuarto finalizó con empate a 65 y todo por decidir en el período final.

En el último cuarto el público acabó bastante encrespado por la actuación arbitral. Poco después de anular un triple de Suárez por falta en ataque de Bogris en otro punto de la jugada, el árbitro principal señaló técnica al entrenador local por protestar airadamente una nueva falta de Bogris, esta vez en defensa. Estas jugadas, unidas al hecho de que el cómputo final de faltas fuera de 22 a favor de los locales y 30 a favor del equipo visitante, provocaron una sonora bronca del respetable hasta el final del partido.

Después de la técnica, el Real Madrid consiguió una interesante renta de seis puntos (72-78), pero el Bilbao Basket aún no quería dar su brazo a torcer, y un nuevo triple de Bertans devolvía la esperanza al público local reduciendo la desventaja a su mínima expresión (77-78).

El precoz Doncic tomó las riendas del ataque de su equipo con un triple lejano, y la superioridad en el rebote del equipo madridista le permitió sacar faltas en el rebote de ataque, especialmente gracias a Felipe Reyes, y anotar con facilidad desde la línea de tiros libres. Una jugada de este tipo en el minuto 38 permitió al Real Madrid alcanzar una ventaja que acabaría resultando definitiva  (85-92), y que Doncic rubricó con una magnífica penetración y un nuevo triple (88-97), sin tiempo ya para la remontada.

El partido, si bien técnicamente no fue brillante por parte de ninguno de los dos equipos, sí que tuvo el sabor de las grandes tardes de Miribilla, aunque en esta ocasión faltó culminarlo con una victoria. Sin embargo, las sensaciones a pesar de la derrota fueron positivas, especialmente tras las dudas generadas por el juego del equipo hace no tanto.

92 - Dominion Bilbao Basket (23+23+19+27): Hannah (5), Bertans (21), Mumbrú (16), Alex Suárez (9) y Bogris (7) -cinco inicial-; Raúl López (8), Ruoff (12), James (10), Borg (4), Mendia y Dejan Todorovic.

99 - Real Madrid (17+31+17+34): Sergio Rodríguez (10), Llull (12), Maciulis (3), Reyes (8) y Ayón (13) -equipo inicial-; Carroll (19), Doncic (15), Taylor (12), Nocioni (5) y Hernangómez (2).

Árbitros: Pérez Pizarro, Araña y Mas Cagide. Eliminados por faltas los locales Bogris (m.35) y Hannah (m.37) y el visitante Taylor (m.39).

Incidencias: Partido correspondiente a la octava jornada de la Liga Endesa, disputado en el Bilbao Arena de Miribilla ante 10.004 espectadores, según la estadística oficial del partido.

**Consola de depuración de Joomla!**

**Sesión**

**Información del perfil**

**Uso de la memoria**

**Consultas de la base de datos**

**Errores analizados en los archivos del idioma**

**Archivos del idioma cargados**

**Cadenas sin traducir**