Josu Erkoreka pide respeto a la “presunción de inocencia” de las personas investigadas judicialmente que ocupan cargos públicos

El Portavoz del Gobierno Vasco y Consejero de Gobernanza Pública y Autogobierno, Josu Erkoreka, ha inaugurado hoy la quinta jornada de trabajo en materia de ética pública, organizada por el IVAP para formar a las y los cargos públicos del Gobierno Vasco adheridos al "Código Ético y de Conducta".

Estas jornadas, organizadas por el Instituto Vasco de Administración Pública, IVAP, buscan difundir e implementar los valores, principios y comportamientos recogidos en dicho documento, y permiten avanzar al Gobierno Vasco en su compromiso por promover programas de difusión y formación que mejoren la administración en materia de ética pública.

La jornada de hoy, ha contado con la participación de Concepción Campos Acuña, Doctora en Derecho y Secretaria de Gobierno Local en el Ayuntamiento de Vigo. En su ponencia titulada"Ética pública ante los retos del Gobierno Abierto", ha abordado los principales retos a los que se enfrenta la ética pública en relación con los ejes del gobierno abierto, a través de la transparencia, la colaboración y la rendición de cuentas. Para ello se han analizado los postulados éticos en clave de revisión desde los cambios producidos por el impacto de las nuevas tecnologías, y la implantación de la administración electrónica en la gestión pública y en las políticas de integridad institucional y buen gobierno.

Este ciclo de jornadas formativas comenzó en 2014, con la intervención de Javier Goma Lanzón. Después le siguieron las conferencias de Carles Ramió Matas, Victoria Camps Cervera y Francisco Longo Martinez.

MEMORIA 2016

La jornada de hoy, además, ha servido para presentar la "Memoria de 2016 de la Comisión de Ética Pública del Gobierno". Durante su intervención, Josu Erkoreka, ha apelado a la necesidad de respetar el derecho de las personas que son investigadas judicialmente a la presunción de inocencia. De hecho, ha destacado un dato: todas las instrucciones judiciales cerradas, en las que había hasta siete cargos públicos del Gobierno investigados, han sido archivadas por los propios tribunales y ninguna ha llegado a la fase de apertura de juicio oral.

Por ello, la Comisión Ética Pública se reafirma en que "el cumplimiento del principio de ejemplaridad no impide a las personas que ocupan cargos públicos continuar en el desempeño de sus funciones hasta el momento en el que, en su caso, se acuerde la apertura de juicio oral". De lo contrario, se podría incurrir en una "excesiva precipitación en la exigencia de medidas preventivas, sobre todo en los procesos judiciales iniciados a impulso de la confrontación político-partidista o en el marco de la lucha sindical" que podría acarrear "perjuicios irreparables a la imagen pública de las personas afectadas".

**Consola de depuración de Joomla!**

**Sesión**

**Información del perfil**

**Uso de la memoria**

**Consultas de la base de datos**

**Errores analizados en los archivos del idioma**

**Archivos del idioma cargados**

**Cadenas sin traducir**