Realidades frente a triunfalismo

Hemos celebrado el primer pleno sobre el estado de la ciudad; una sesión que nos ha dejado una sensación agridulce porque, por un lado, todos los grupos hemos podido dar nuestra opinión sobre la marcha de la ciudad y ofrecer nuestra visión sobre por dónde debería ir. Sin embargo,  Ganemos Goazen Bilbao ha echado en falta un verdadero debate para confrontar ideas. El formato establecido, es decir, que el alcalde hablase una hora, un cuarto de hora cada grupo y después un cierre también a cargo de Aburto para replicar nuestras exposiciones, convirtió la sesión en casi, casi un diálogo de sordos. Los grupos de la oposición tan solo tuvimos 15 minutos para valorar los dos años que llevamos de mandato y, al mismo tiempo, ofrecer nuestra opinión, de forma muy telegráfica, sobre lo dicho por el alcalde. Así que cada portavoz se dedicó a contar su libro sin apenas oportunidad de debatir, a excepción, como digo, del primer edil que, como siempre, se mostró dolido y ofendido por nuestra crítica política.

Por tanto, voy a aprovechar la oportunidad que me brinda Bilbao24horas para replicar la visión triunfalista que tiene el equipo de Gobierno PNV-PSE de Bilbao. El alcalde se vino arriba afirmando que nuestra ciudad es la capital del mundo, que no solo va bien, sino que va a ir aún mejor. La miopía de nuestros gobernantes es palmaria cuando lanzan esas aseveraciones con una visión autocomplaciente sin darse cuenta u obviando (que aún es peor) las graves desigualdades que existen entre el centro y los barrios altos.

Hay un Bilbao de barrios como Abando, Indautxu o Castaños que presentan rentas familiares medias más elevadas y otros como Iturrigorri-Peñascal, Bilbao La vieja o Uretamendi que están en el otro extremo.

En Bilbao, las familias que menos ganan tienen menos de 15.582 euros. Sin embargo, el 5% tiene una renta siete veces superior, que supera los 107.000 euros anuales. Es decir, nos encontramos con una ciudad cortada casi a la mitad, donde 11 barrios superan la renta personal media de Bilbao, quedando por debajo los 27 restantes.

Dime en qué barrio vives y te diré cuánto vives y casi cuánto vas a vivir porque nuestra esperanza de vida tiene mucho que ver con el código postal de nuestra residencia. El alcalde dice que nuestra villa va viento en popa y yo le pregunto ¿de qué Bilbao habla?  ¿Del de abajo, en este caso el rico, llano y bonito, o del de arriba, el de las faldas de los montes, donde vivimos la clase obrera o desempleada, los inmigrantes de entonces y de ahora?.

¿Habla de Santutxu?, que está en el tercer puesto de mayor densidad de Europa; ¿de Luzuribidea?, que lleva 16 años esperando a que lo asfalten y que a pesar de los compromisos en pleno continúa siendo un camino de cabras intransitable?

¿Se refiere Aburto a Peñascal?, donde personas de 70 años arrastran el carrito de la compra sobre cientos de escaleras.

Interpelemos qué opinan del autobombo del equipo de Gobierno los vecindarios de Masustegi, Remar, Sarrikue, Betolaza o Zazpilanda.

Aburto quiere que Bilbao destaque por sus valores. Ni que decir tiene que Ganemos Goazen Bilbao también, pero esos valores (respeto a los derechos humanos, solidaridad, participación, esfuerzo…) serán papel mojado si desde la institución que los pretende impulsar no se predica con el ejemplo. Porque qué valores puede infundir un Ayuntamiento que después niega el voto a las asociaciones vecinales en los consejos de distrito o rechaza un referéndum sobre “toros sí o no en nuestra ciudad”.

En el cierre de su intervención, el alcalde nos tendió la mano a los grupos de la oposición para colaborar conjuntamente con el equipo de Gobierno en el logro de acuerdos en materia de seguridad, paz, convivencia, ciudad de valores, derechos sociales y desarrollo de barrios. Pues, señor Aburto, Ganemos Goazen Bilbao dice sí a esas propuestas pero quiere que sea usted más explícito, que ponga fechas y cifre presupuesto, pues sin calendario, ni dinero, ni proyectos concretos sus propuestas se quedan en eso, en palabras bonitas que se lleva el viento.

Francisco Samir Lahdou, portavoz municipal de Ganemos Goazen Bilbao