Alonso acusa a Urkullu de ser «un engaño» y tener al Gobierno Vasco en «parálisis» por «miedo a perder el poder»

EUROPA PRESS

  • BILBAO, 24 (EUROPA PRESS)

28A.-

El presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, ha acusado al lehendakari, Iñigo Urkullu, de ser «un engaño» y tener al Gobierno Vasco en «parálisis» por «miedo a perder el poder». Asimismo, ha abogado por «una sociedad con ciudadanos al mismo nivel», frente a un PNV que tiene como «objetivo fundamental que si no eres nacionalista lo pases mal».

Alonso ha intervenido este domingo en un acto político celebrado en Bilbao al que también han asistido la secretaria general y candidata a diputada general, Amaya Fernández, la presidenta de la formación en Bizkaia y aspirante a la Alcaldía de Bilbao, Raquel González, así como el candidato a la Alcaldía de Madrid, José Luis Martínez Almeida, entre otros.

En su alocución, el dirigente popular ha recordado el cierre de La Naval de Sestao, que ha convertido la zona en un «solar industrial», al tiempo que ha lamentado el «incremento de la delincuencia y las agresiones sexuales» en Bilbao, producto «de la falta de gestión».

Tras acusar al PNV de estar «obsesionado en controlar y dominar todo», ha advertido de que la formación jeltzale se dedica «solo al poder de tal forma que manda mucho y gobierna poco». «Se han encontrado al socio perfecto que ha sido Pedro Sánchez», ha indicado en referencia al presidente del Gobierno, al que ha acusado de desarrollar un «culto a la personalidad y dedicarse a conocer el mundo en avión, utilizando el Falcon para todo».

En este sentido, ha lamentado que los socialistas, bajo el mandato de José Luis Rodríguez Zapatero, dejaron en su momento España en «escombros y ruina» y «dividieron el país» y ha alertado de que en los últimos ocho meses de Presidencia de Sánchez, el PSOE se ha dedicado a «construir su propia plataforma de poder y reiniciar el camino de fractura y división».

«Las políticas que vuelven ahora son las de Zapatero y no puede ser que volvamos a caer en esa trampa. Eso se decide el 28-A, Sánchez está en La Moncloa no por voluntad de los españoles sino de los que quieren destruir España», ha rechazado.

Por ello, ha apostado por «una sociedad con ciudadanos al mismo nivel, no de primera y de segunda» como, a su juicio, quiere el PNV que tiene como «objetivo fundamental que si no eres nacionalista lo pases mal». «Lo que queremos nosotros es que los que no son nacionalistas en Bilbao puedan vivir tan bien como los que son nacionalistas», ha descrito.

Así, ha apostado por una España «con puentes y caminos de entendimiento en la que se recupere la idea de la reconciliación del 78 que se quiere romper ahora».

Alonso, que ha acusado además al presidente vasco, Iñigo Urkullu, de ser un «engaño y no haber logrado salir del batzoki», ya que «habla y viste como lehendakari», pero en realidad «va disfrazado de lehendakari, se piensa que Euskadi es una red de batzokis y es el jefe del EBB».

«Está obsesionado por cómo esa red consolida su poder y no le da tiempo de gobernar ni gestionar», ha lamentado, para añadir que el Gabinete Urkullu solo ha aprobado cuatro leyes de las 28 a las que se había comprometido al inicio de la legislatura.

Tras sostener que el Ejecutivo vasco vive en plena «parálisis» en una época en que, por contra, el PNV tiene «más poder» que nunca, Alonso lo ha atribuido su inacción «al miedo a perderlo». A su juicio, los jeltzales ven a Sánchez «bizcochable» mientras que consideran al PP «respondón por llevar la contraria».

«Por eso están siempre obsesionados con el PP. Deberían hacer un discurso contra Bildu que es la segunda fuerza política pero en Euskadi el Gobierno hace un discurso contra el PP que es el partido más pequeño de los que está representado en la Cámara Autonómica. Damos miedo al PNV porque saben que somos su única alternativa», ha valorado.

ACUERDO SOBERANISTA

Asimismo, ha denunciado el «acuerdo soberanista» alcanzado por PNV y EH Bildu y que han dejado «dormido» a la espera de ver lo que pasa en Cataluña y comprobar «si los catalanes sacan algo».

Por último, ha advertido de que los lehendakaris suelen ser víctimas de lo que ha llamado «síndrome de Moisés» de tal forma que «deciden guiar al pueblo hacia una tierra prometida con el plan Ibarretxe o el acuerdo soberanista que tienen ahora con Bildu».

«A ver si le va a pasar (a Urkullu) como a Ibarretxe que cuando dejó de hacer pie, el resto se dieron la vuelta. Eso le va a pasar al PNV porque no se puede tener tanto poder, desaprovecharlo y pensar solo en uno mismo», ha concluido.

MENAS

Por su parte, la secretaria general del PP vasco y candidata a diputada general, Amaya Fernández, ha lamentado, entre otras cuestiones, el incremento del paro y la criminalidad o que Bizkaia se haya convertido en «objetivo prioritario de las mafias que trafican con personas por el efecto llamada de las políticas sociales del PNV».

De este modo, ha insistido en su propuesta de cerrar 27 de los 60 centros para menores «porque no puede ser que sigamos siendo un territorio que tiene efecto llamada».

En este contexto, ha acusado a Gobierno Vasco y Diputación de Bizkaia de «vivir de las rentas», al tiempo que ha incidido en que tanto el alcalde de Bilbao, Juan María Aburto, como el diputado general vizcaíno, Unai Rementeria, han «comprado la propaganda de Sabin Etxea» y «tienen un discurso alejado de la realidad».

Por último, ha reprobado que el PNV solo esté pendiente de sus «urgencias ideológicas», así como de «vender Bizkaia a cambio de obtener más poder en Madrid» de tal forma que «con sus decisiones han retrasado la llegada de la Alta Velocidad a Bilbao».

Ir a la fuente
Author: EUROPA PRESS

Powered by WPeMatico