Beatriz Artolazabal: “El Servicio de Mediación Familiar mantiene una tendencia al alza y crece en soluciones a expedientes, intervenciones y personas atendidas en una gestión dialogada de conflictos”

  • “La mediación es un espacio que facilita la comunicación y la escucha en la resolución de conflictos”
  • En 2018 se atendió a 11.705 personas en un total de 15.284 intervenciones
  • El 86,4% de los expedientes surgen de conflictos derivados de la ruptura de la pareja y el 13,6% de otros conflictos familiares
  • El 93,9% de las personas que participaron en un proceso de mediación se manifiestan altamente satisfechas.

 

VG 2019 04 15

El Servicio de Mediación Familiar, impulsado por el Departamento de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco, incrementó positivamente su actividad en 2018 ya que se elevaron el número de expedientes abiertos (+2,5%), el número de intervenciones (+13,7%) y de personas atendidas (+13,7%). Con ello, se confirma una tendencia ascendente que se viene observando en los últimos años. Beatriz Artolazabal, consejera de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco, ha explicado que “este servicio permite que las personas puedan acudir a él en una fase prejudicial, sin haber interpuesto una demanda, con el objetivo de gestionar sus conflictos de forma dialogada y así evitar la judicialización de los asuntos familiares. Respondemos positivamente a la demanda social de espacios de mediación”.

 

Según Artolazabal, “la mediación es un espacio que facilita la comunicación y la escucha, evitando tensiones que generen mayores daños emocionales y una escalada en el conflicto, resaltando la imparcialidad y la empatía del equipo profesional”. Es una vía de resolución de conflictos alternativa y complementaria al sistema judicial.

 

Durante el año 2018 se tramitaron, en los distintos niveles de atención, un total de 2.115 expedientes en los Servicios de Mediación Familiar de los tres Territorios Históricos. Del total de expedientes corresponden a Bizkaia 1.184 expedientes, a Álava/Araba 412 y a Gipuzkoa 519, un 2,5% más que en 2017. Se ha atendido a 11.705 personas en un total de 15.284 intervenciones (8.423 en Bizkaia, 3.794 en Gipuzkoa y 3.067 en Álava/Araba).

 

Tipo de conflictos

En 2018, el 86,4% de los expedientes abiertos han tenido que ver con conflictos derivados de la ruptura de la pareja y el 13,6% con conflictos familiares de diferentes categorías. Además, los datos de las personas atendidas señalan un mayor acercamiento de los hombres a las oficinas del SMF (el 43,6%), siendo aún las mujeres (el 56,4%) quienes en un mayor porcentaje acuden a él.

 

El Servicio de Mediación Familiar (SMF) es público, gratuito y voluntario que el Departamento de Empleo y Políticas Sociales pone a disposición de las personas inmersas en un conflicto familiar, ya sea por ruptura de la pareja (matrimonios o de parejas de hecho) o por otras circunstancias surgidas en el entorno familiar, como los conflictos entre progenitores y sus hijos e hijas, entre la familia biológica y la familia de acogida, los existentes entre las familias por causa de herencias, los que se derivan de negocios familiares, etc. Este servicio está disponible en los tres territorios.

 

Acuerdos

Artolazabal ha subrayado que “esta mediación en el ámbito familiar ofrece un escenario que favorece de modo prevalente el diálogo y reflexión entre las partes. Fruto de ello, nos encontramos con un alto porcentaje de acuerdos consensuados entre las partes”. En concreto, un 75% de los procesos finalizan con acuerdos, en un 23% las personas deciden poner fin a la mediación y un 2% de los casos es inviable.

 

Del total de los procesos de mediación trabajados durante este año, se han finalizado 734, quedando en proceso 165. De las mediaciones finalizadas, un 74,6% (547 expedientes) han finalizado con acuerdos. El 23,4% se han finalizado cuando las personas participantes han decidido poner fin a la mediación (172 expedientes) y en el 2% el proceso ha resultado inviable (15 expedientes).

 

Además, una vez finalizados los procesos de mediación desde los equipos del SMF se realiza un seguimiento, que delata que el 93,4% de las familias que se responsabilizan de los acuerdos alcanzados en la mediación, transcurrido un año. “Ello se debe a que la mediación previene el desgaste emocional que supone a las partes someterse a un contencioso, lo que hace que los acuerdos sean más respetados y duraderos que en las resoluciones judiciales”, según la Viceconsejera.

 

Entre las personas que se responsabilizan de sus acuerdos destacan aquellas que mantienen los mismos acuerdos (52%) y aquellas que son capaces de gestionar los cambios adaptando sus acuerdos (36,4%), algo que sin duda refleja el efecto pedagógico de la mediación. Un 1,4% respetan la mayor parte de las decisiones tomadas en la mediación, modificando o 3,6% los casos la pareja ha retomado la relación.

 

“El servicio cuenta con una trayectoria de más de dos décadas y en todo este tiempo hemos visto como se ha convertido en una herramienta útil, eficaz y eficiente”, ha destacado la Sailburu Artolazabal. En el cuestionario realizado a las personas usuarias del servicio en los tres territorios, la mayor parte de las personas atendidas también lo creen así. El 93,9% de las personas que participaron en un proceso de mediación se manifiestan altamente satisfechas.

 

 

Ir a la fuente
Author:

Powered by WPeMatico