Buscar y encontrar trabajo

Buscar trabajo y encontrarlo no es nada fácil. Te enseñamos algunas herramientas a tener en cuenta para ayudarte a entrar en el mundo laboral de hoy.

Buscar y, lo más importante encontrarlo, no siempre es tarea fácil. Tanto para los que acaban de salir al mercado laboral, como para los que llevan tiempo trabajando y ahora deben reinventarse, las circunstancias del mundo laboral de hoy son muy complicadas.

A veces, el problema viene de no saber exactamente dónde encaja uno. Quizá haya que conformarse con un trabajo en el que nunca se había pensado. Uno ha estudiado una carrera pero luego se encuentra con que no hay mucha salida laboral. O quizá se lleve tanto tiempo en un mismo sitio trabajando que, cuando se pierde el puesto, han cambiado las cosas y ahora hay que integrarse de nuevo, volver a aprender e intentar ponerse al día.

Antes de empezar a pensar en encontrar trabajo y qué tipo de actividad se quiere realizar hay que sentarse y pensar en algunas cosas importantes.

Sentarse y hacer un autoexamen

Antes que nada uno debe saber lo quiere. Hacer un autoexamen e intentar conocerse a uno mismo. Saber realmente cuáles son las ambiciones, deseos y, muy importante, qué podemos ofrecer nosotros de valor a la empresa que nos contrate. Quizá hacer una lista de cosas positivas que uno tiene también puede dar un poco de autoestima. Tal vez seas una persona soñadora e imaginativa que has realizado un taller de escritura creativa, que te guste inventar historias, tal vez esa imaginación te pueda llevar a pensar en el mundo de la publicidad. Solo es un ejemplo.

Después hay que hacer una lista con las preferencias en cuanto al trabajo. Es cierto que no siempre se va a conseguir el puesto que uno quiere, pero no está de más conocer las expectativas que se tienen sobre el puesto al que le gustaría optar. Piensa en cómo debería ser la persona a la que contrataran para ese puesto ¿tienes las aptitudes necesarias?

Prepararse a conciencia

La preparación es importante. Realizar un buen currículum es necesario para que las empresas se interesen. Una carta de presentación, no muy extensa, en la que se explique las cualidades más importantes de uno y qué puede ofrecer, puede llamar la atención. Para quien no sepa cómo realizar bien estos documentos, hay epub gratis dónde se puede encontrar la información que se necesite.

En algunos casos, a lo mejor hay que hacer oposiciones, como en el caso de puestos para funcionarios. En estos casos, puede ser, que haya temarios que se tengan que estudiar para luego presentarse a los exámenes. Hay que hincar los codos. Saber lo necesario para poder estar bien cualificado y sacar buenas notas en las oposiciones. Sólo así, es posible conseguir el trabajo para el que uno se ha presentado. Aquí encontrarás  oposiciones de correos.

Lo que no se debe hacer

Lo primordial a la hora de buscar trabajo es tener motivación y ganas. Seguramente la primera empresa a la que se lleve el curriculum no será la que vaya a hacerte un contrato. A veces, puede que pase tiempo hasta que se empiece a trabajar. Lo importante es no perder el espíritu positivo pese a los rechazos. A algunos les sirve con leer frases de reflexión que les ayude a pensar y a estar dispuestos a todo. Pero lo que nunca debe ocurrir es que se pierda la motivación esto, al final, se termina trasladando a la siguiente entrevista de trabajo y dará la sensación de que no se tiene ningún interés.

Otras cosas que no están bien vistas son, no ser puntuales, no vestir adecuadamente y en el mundo tecnológico en el que vivimos es importante prestar atención a las nuevas herramientas para encontrar trabajo como las redes sociales.