Cornisas asesinas en la Gran Vía de Bilbao

Ana Isabel, de 31 años, murió en 2010 al caerle encima un trozo de fachada cuando iba a tomar un café. Leopoldo, de 61, tuvo el mismo fatal destino en 1999 al desprenderse un ornamento de piedra en Hacienda
Ir a la fuente
Author:

Powered by WPeMatico