¿Cuándo se necesita contar con los servicios de un arquitecto?

Algunas veces no sabemos con certeza cuál es el profesional al que necesitamos llamar cuando nos enfrentamos a ciertas reformas. Este articulo que nos ocupa va dirigido a aclarar cuándo tenemos que contratar los servicios de los arquitectos en bilbao, para que sepas a ciencia cierta ante qué tipo de reformas necesitarás este trabajo especializado, ya que no solo se necesitan en los casos de proyectos de obra de nueva construcción.

Para saber con exactitud los casos en los que se requiere a un arquitecto y en los que puedas tener dudas, puedes consultar la LOE (Ley de Ordenación de la Edificación), pero para entendernos, debes saber que se necesita un arquitecto en las obras de mayor envergadura, y estas no solo incluyen las de nueva construcción, sino también algunos tipos de reforma. Es en estos últimos casos donde puedes tener dudas acerca de si realmente necesitas o no un arquitecto.

Casos de reformas en los que debo contratar los servicios de un arquitecto

Será necesario llamar siempre a un arquitecto cuando la obra a realizar conlleve la modificación de la configuración arquitectónica o afecte al conjunto estructural del edificio. Además, debes contar con que para ciertas situaciones es imprescindible una licencia de obra, y el arquitecto podrá tramitártela sin dificultad.

Con respecto al tema de las licencias de obras, existen licencias de obra mayor y licencias de obra menor.

Licencias de obra mayor

Las de obra mayor son para aquellas reformas de intervención total que afecta sustancialmente a la estructura del edificio o vivienda. Incluye abrir ventanas en la fachada, cambios que puedan afectar a los pilares o muros de carga…

Licencias de obra menor

Las licencias para obra menor, por su parte, incluyen, como su propio nombre indica, intervenciones menores, como cambios en el suelo o las paredes.

En cualquier caso, estamos hablando de los casos en los que la ley te obliga, pero el hecho de que no sea obligatorio no quiere decir que no sea beneficioso y que puedas aprovecharte de las ventajas de contar con un arquitecto, pues te ofrecerá una visión diferente y altamente profesional del espacio que tienes y te aportará soluciones alternativas y eficaces.

El precio

Mucha gente descarta la idea de recurrir a los servicios de un arquitecto cuando no es estrictamente necesario porque piensa que van ser muy caros, pero la realidad es que puede ayudarte a abaratar los costes finales.

Por un lado, un arquitecto se encargará de coordinar tanto el proyecto como su ejecución, asegurándose de que el resultado final se ajuste los más fielmente posible a tu idea original. Además, el arquitecto se asegurará de que la construcción siempre sea como se indican en los planos y así te evitarás problemas en el futuro, así que muchas veces el resultado es mejor y más barato que si contamos con profesionales menos preparados al mando de la obra.

¿De qué se encarga el arquitecto en una reforma?

Lo primero que hace el arquitecto es elaborar el proyecto en colaboración con su cliente y las demandas que este le hace, asesorándole y ofreciéndole buenos consejos para aprovechar mejor los espacios, como rincones que de otra forma quedarían inutilizados, o para conseguir un diseño más moderno.

Gracias a este proyecto, te será más fácil pedir presupuestos de la obra, pues sabrás exactamente todo lo que hay que hacer, sin posibilidad de improvisación, por lo que obtendrás un presupuesto cerrado para evitar sorpresas.

Control del trabajo

Pero el arquitecto no solo se encargará de elaborar el proyecto y se olvidará del tema, sino que si lo deseas puede encargarse de controlar la obra para que todo se haga según lo acordado. Este servicio te evitará muchos problemas o tener que realizar reclamaciones posteriores, pues él se encargará de que el trabajo que te realizan sea de calidad.

Y es que, aunque contratemos a profesionales para la obra, nadie puede ser especialista en todos los campos, y en muchos casos la visión de un arquitecto para un buen resultado final es imprescindible.

Servicios

Así mismo, un arquitecto te puede asesorar sobre cómo debes hacer la instalación eléctrica, de gas o la calefacción para que el resultado esté mucho más optimizado y no gastes más de lo necesario en reformas posteriores.

Si lo consideras interesante, también te podrá asesorar sobre energías renovables y qué debes hacer para conseguir una casa eficiente y sostenible, con formas de aislamiento o la instalación de placas solares.

Tranquilidad

La tranquilidad no tiene precio y esto sea quizás lo más importante que te aportará un arquitecto, pues tendrás la certeza de que todo está siendo supervisado y que el resultado será tal y como acordasteis en el proyecto.

Algunas empresas de reformas cuentan con un arquitecto en nómina porque saben que el papel que desempeña es imprescindible, pero si solo si cuentas con uno independiente, como el que los arquitectos en Bilbao que referenciamos al principio de este artículo, tendrás la certeza de que trabaja para ti y podrás depositar toda tu confianza en la seguridad de que el trabajo será perfecto.