¿Cuándo y por qué necesitas un psicólogo online?

La psicología es una ciencia que trata de analizar la conducta y los procesos mentales de las personas, tanto a nivel individual como en las distintas situaciones sociales. Conceptos como la atención, motivación, emoción, inteligencia, personalidad o conciencia se evalúan por parte de profesionales de la psicología. Sin embargo, todavía existen muchos mitos y errores a la hora de establecer cuándo acudir a un psicólogo puede ayudarte a ser más feliz y cuándo no resulta necesario.

Y es que, según las estadísticas, cada vez son más los españoles que sufren trastornos de ansiedad o depresión, e incluso otros problemas emocionales que terminan afectando a la forma en la que se ve la vida. Sin embargo, no aumenta el número de personas que acuden a terapia para aprender a superar sus problemas. Hay varios factores que influyen en la decisión de acudir a un psicólogo y que no deben pasarse por alto a la hora de analizar el sector de la psicología actual en el que, por otra parte, cada vez tienen más pesos los psicólogos online.

¿Cuándo ir al psicólogo?

 En pleno año 2019 se sigue relacionando psicología con locura y ese miedo a la consulta psicológica es el culpable de que muchas personas no avancen por el camino de la felicidad ante lo que, probablemente, tendría una solución muy fácil. Y es que la razón principal para acudir al psicólogo es no encontrarse bien con uno mismo. Esto revierte en problemas de autoestima que termina derivando en pensamientos negativos que aturden a la persona y que le impiden llevar un día a día normal o sentirse pleno con su vida.

Para decirlo de forma que se entienda, un psicólogo puede ayudarte si te sientes apático, no te apetece salir a la calle, te sientes triste y no comprendes la vida, no te apetece cumplir con tus obligaciones y responsabilidades o incluso no tienes fuerzas ni para asearte o para salir de la cama. Cuando todos esos sentimientos temerosos y la depresión acompañan tu día a día es cuando debes tener la fuerza de asumir que algo está ocurriendo y que necesitas ayuda.

 También es posible que aparezcan otro tipo de conductas que implican miedos, incluso miedos absurdos como temor a que ocurra algo malo o incluso a la muerte. Lo mismo para todas esas personas que sienten miedo al ver determinado animal o cuando permanencen en un sitio cerrado.

Sea cual sea el problema, la Sociedad Española para el Avance de la Psicología Clínica y la Salud advierte que se debe acudir a un psicólogo cuando el problema afecta a la vida diaria que se querría llevar pero que, como consecuencia de ese malestar, es imposible llevar a cabo.

Otras razones muy comunes para ir al psicólogo tienen que ver con las típicas situaciones que vivimos todos, pero que no asumimos de la misma forma: un divorcio, la muerte de un familiar, una infidelidad, malos tratos, problemas con amigos e incluso un simple rechazo sentimental.

Por último, y no menos importante, existen problemas relacionados con traumas infantiles que requieren de terapia psicológica, como puede ser un abuso, maltrato o violencia que terminan influyendo en el comportamiento de la persona en su versión adulta.

Teniendo en cuenta que todos estos problemas afectan al día a día y a la felicidad de las personas que los padecen, parece más que recomendable acudir a consulta con un profesional de la psicología.

¿Psicólogo presencial o psicólogo online?

En la actualidad, la existencia de la figura del psicólogo online ha abierto nuevas puertas a personas que, por un motivo u otro, no se atrevían a acudir a una consulta presencial de psicología. Por eso, las terapias online están en auge y ya son muchos los psicólogos online que consiguen gran parte de sus pacientes a través de Internet.

 El hecho de que esta nueva forma de terapia haya triunfado se debe a muchos factores. Por ejemplo, todas esas personas que viajan continuamente por motivos laborales ahora pueden abrir su ordenador portátil y acceder a una plataforma que le permite chatear o tener una videollamada con su psicólogo.

También es un paso importante para personas con movilidad reducida o para personas tímidas, que buscan intimidad, y que no se atreven a acudir a una consulta de manera presencial.

Sea como sea, ya son muchos los pacientes que se decantan por psicólogos online. Así, hablar con alguien profesional a través de cualquier dispositivo móvil y en cualquier momento es una entrada de oxígeno para muchas personas que, en determinados momentos de su vida, no podían contactar con su psicólogo cuando estaban lejos de casa.

Así, los registros en plataformas de psicología online como Ypsihablamos han crecido en los últimos meses y se espera que este tipo de terapia online siga en auge e incrementando los beneficios que suponen para todas esas personas que, ahora sí, pueden alcanzar la felicidad solucionando primero sus problemas.

A la hora de seleccionar un psicólogo online será esencial comparar tarifas, usabilidad de la plataforma, rapidez en las respuestas del soporte, modalidades de terapias y nivel de personalización de sus psicológos, entre otras cosas.