Desarrollo de apps para todo lo que necesites

El mundo de las apps es relativamente nuevo (al fin y al cabo, hace 15 años no existían), y, sin embargo, ha conseguido dominar todo lo que nos rodea. Hoy, hablamos de la utilidad que pueden aportarte en diferentes áreas.

Descargas

En primer lugar, una aplicación móvil puede servirte para descargar aquello que te interese (fundamentalmente, juegos). De hecho, podrías montar todo un negocio alrededor de este modelo de negocio.

Por ejemplo, descargar el GTA 5 en Android es algo que interesa a muchas personas. Descargar otros juegos también es de gran interés para la mayor parte de la gente. Así que este podría ser un buen negocio.

Lo único que necesitas es una aplicación donde puedas ofrecer en descarga una gran cantidad de juegos que, de otro modo, no se podrían conseguir. Muchísima gente estaría dispuesta a pagar un pequeño precio por ello (o podrías colocar publicidad).

También podrías ofrecer otras aplicaciones para descargar, no solamente juegos. De esta forma, amplías las posibilidades de negocio de tu app.

Eso sí, puede que tengas que tener cuidado con los aspectos legales, porque las descargas de este tipo podrían estar en el límite de la ilegalidad. Por lo tanto, más vale que, antes de empezar, te pongas al día con lo que puedes o no puedes ofrecer en tu app.

Una vez superado ese primer escollo, seguro que encuentras la fórmula de conseguir una buena cantidad de usuarios en tu aplicación y, en consecuencia, una buena cantidad de dinero recurrente para ti.

Tiendas online

Otra forma de aprovechar las apps, es a través de la venta de productos. Es decir, puedes hacer de tu aplicación una auténtica tienda online. Con ello, puedes conseguir que tus clientes accedan a tu tienda de una forma adicional.

Es probable que ya tengas una tienda online y, quizá, una tienda física. Ambas cosas son fantásticas, pero quizá podrías conseguir mejores resultados contando, además, con una aplicación para teléfonos móviles.

En este caso, la casa de espía es un buen ejemplo, porque es una tienda especializada en productos de espionaje y detectives. De hecho, es la tienda del espía más reconocida de la red, con todo lo que se necesita al respecto. Tiene una tienda online y física, pero le falta una app.

Por ejemplo, contando con una aplicación para la tienda online, podrías desarrollar servicios adicionales para algunos de los productos que tienes a la venta. Por ejemplo, podrías ofrecer que las imágenes y vídeos tomados por una cámara espía se manden automáticamente a tu móvil.

Es solo una idea, pero hay muchas más. La cuestión es que una aplicación en el móvil de tu tienda online es una forma fantástica de pasar mucho más tiempo con tu potencial comprador (al fin y al cabo, pasamos el día entero con el móvil encima).

Si eres capaz de ofrecer algo lo suficientemente atractivo en la aplicación de tu tienda online, tendrás a los usuarios mucho más enganchados y, por lo tanto, será mucho más probable que les convenzas de que te compren algo.

 

Venta de servicios

Pero no solo puedes vender productos. La venta de servicios también es una opción de lo más interesante. Y aquí sí que podrás destacar por encima de tu competencia ofreciendo un servicio con más completo y ofreciendo más valor.

Muchas veces los clientes nos quejamos de que los especialistas solo ofrecen el servicio como todos los demás, sin aportar algo más de valor que, como usuarios, valoraríamos y por el que estaríamos dispuestos a pagar más.

Por ejemplo, tenemos el caso de la certificación de redes informaticas de Mondrey telecomunicaciones. Este es un servicio que se podría ofrecer perfectamente a través de una app. Con ello, el valor aportado a los clientes sería sustancialmente mayor.

¿De qué forma se podría aportar valor a través de una app? Pues, por ejemplo, avisando y notificando cuándo va siendo hora de hacer una revisión a las redes informáticas, o facilitando la comunicación a través de ésta, u ofreciendo información gratuita.

Son pequeñas cosas que marcan la diferencia entre un servicio normal y un servicio mucho más centrado en la calidad y en el valor que se aporta al usuario. Y, por supuesto, aportando más valor, se puede cobrar un precio ligeramente superior por ello.

¿Dónde conseguir una app?

Y, ahora, la pregunta del millón: ¿Cómo se puede conseguir una app? Lo cierto es que hay tres formas de conseguir una aplicación móvil que te sirva para lo que hemos ido mencionando más arriba.

La primera opción es que aprendas por ti mismo a programar y desarrollar aplicaciones móviles. Esta es, con diferencia, la opción más complicada, porque tendrías que estudiar y practicar durante meses (o años) y los resultados no serían los óptimos.

La segunda opción es que conozcas a alguien que sepa programar. La típica opción de “mi sobrino sabe hacer tal cosa, así que no es necesario que acuda a un profesional”. Huelga decir que, salvo contadas excepciones, esta no es la mejor opción.

Por último, está la opción más clara y evidente, y por la que deberías apostar directamente, que es la de acudir a una empresa especializada en el desarrollo de aplicaciones móviles. Lo haces con cualquier otro tema, así que no debería ser diferente en el caso de las apps.

Y, a la hora de hablar del desarrollo app, es importante elegir una buena empresa de desarrollo de aplicaciones móviles, porque, aunque creas que es algo que cualquiera puede hacer, lo cierto es que se necesitan conocimientos muy especializados.

Una vez hayas encontrado la empresa más adecuada, puedes plantearle qué es lo que necesitas y ellos mismos se encargarán de darte consejos sobre cómo hacerla mejor de lo que pensabas. Tú solo tendrás que pagar un pequeño precio y tendrás tu aplicación funcionando.

 

Como puedes ver, las apps pueden ofrecerte una buena cantidad de oportunidades, razón por la cual conviene tenerlas en cuenta y sacarles el máximo partido. ¡No se te puede pasar la oportunidad como ya te sucedió con las páginas web!