Ecoeficiencia energética: una forma de construcción sustentable

ecoeficiencia energética

La eficiencia energética es un criterio que está rigiendo cada vez más en muchos países del mundo. Hoy en día, también se implementan estos modelos en el área de la construcción, con el objetivo de edificar viviendas sustentables y con un marcado ahorro energético.

Afortunadamente, hace ya unos años que la eficiencia energética se está convirtiendo una de las mejores y más implementadas alternativas a la hora de disminuir el consumo de electricidad. Contrario a lo que muchos pueden creer, esto no significa que se deba modificar o empeorar la calidad de vida, sino que se la optimice desde una perspectiva responsable.

En la actualidad, la eco-eficiencia energética ha tomado un papel fundamental en el área de la construcción de edificios y viviendas. Muchas constructoras incluso la han incorporado como criterio básico. Una de ellas es Construcciones Confort Home, que ve en el ahorro energético y los modelos sustentables una oportunidad para alcanzar resultados de mejor calidad.

¿En qué consiste la construcción sustentable?

Con una amplia experiencia en el sector, Confort Home enfoca su trabajo al diseño de viviendas desde una perspectiva sustentable, lo cual significa que al momento de idear el plan de construcción se tienen en cuenta factores indispensables para el ahorro energético. Por ejemplo, la orientación de la vivienda en función del sol, los materiales que se utilizan, las instalaciones necesarias para economizar el consumo y los cuidados que deben tomarse al momento de emprender la edificación.

El objetivo de la construcción sustentable es garantizar el confort de las viviendas con un consumo apenas mínimo de energía eléctrica. De este modo, se puede conseguir que las casas cuenten con buena ventilación, sin corrientes de aire frío o diferencias térmicas entre un espacio y otro, con una mejor aislación del ruido y ausencia de condensaciones.

En el caso de Confort Home, la constructora se basa en las denominadas “medidas pasivas y activas”, que rigen los modelos de construcción sostenible. Estas apuntan a un estándar restrictivo con un ahorro que alcanza el 90%, en comparación a las viviendas tradicionales. Este estándar tiene cinco principios elementales, entre los que se encuentran el aislamiento térmico; ventanas de altas prestaciones; ausencia de puentes térmicos; estanqueidad del aire y ventilación mecánica con recuperador de calor de alto rendimiento.

Beneficios de una vivienda ecológica

Una vivienda construida bajo los principios del modelo sustentable tiene numerosos beneficios para la vida diaria. En primer lugar, y considerando los cuidados que son tenidos en cuenta a la hora de ser edificada, se trata de casas en las que no intervienen los mismos materiales que se utilizan en la construcción de las casas convencionales. Por el contrario, Confort Home emplea alternativas que efectivamente aporten a los estándares pasivos, con una búsqueda inicial del terreno indicado en el cual asentar los cimientos.

En vez de responder al diseño clásico de hormigón, que puede resultar en un alto coste económico, se hace uso de muros de carga de bloques de termoarcilla de altas prestaciones, lo cual genera un mayor amortiguamiento y una regulación más equilibrada de las temperaturas en el interior de la vivienda. Además, la misma elección del terreno contribuye a cuidar las características naturales de la zona, sin intervenir en su desarrollo.

Con Confort Home existen muchas posibilidades de edificación sustentable, en función de las necesidades de los habitantes de la vivienda. Las casas de madera, tan habituales en tiempos pasados, hoy en día vuelven a tomar relevancia debido a su alto valor ecológico.

Éstas pueden ser de entramado ligero, con un sistema sencillo compuesto de paneles de muros, forjados y cubiertas, cuyo tiempo de ejecución es mucho más corto y las formas más limpias, pudiendo obtener un resultado final cómodo y de gran durabilidad. Las casas de entramado pesado, por otro lado, difieren en que el sistema resulta un poco más complejo, con la finalidad de añadir un extra de resistencia. Además, da la posibilidad de edificar a grandes alturas.

En cuanto a la economización de gastos, una vivienda ecológica permite ahorrar considerablemente en todos aquellos servicios que son necesarios en las casas tradicionales. Debido a su diseño, no sólo se puede reducir en consumo eléctrico, sino que también aporta a disminuir o regular más fácilmente el consumo del agua.