El consumo de carburantes sigue aumentando en Euskadi, pero modera su tendencia

  • El Ente Vasco de la Energía avanza los resultados energéticos de Euskadi de 2018

El informe sobre el consumo de energía en Euskadi que anualmente desarrolla el Ente Vasco de la Energía aporta los primeros datos sobre el pasado ejercicio 2018. Durante este periodo destaca un aumento de la producción renovable hídrica que redujo la utilización del gas natural para la producción eléctrica, así como un aumento continuado del consumo de carburantes para automoción, eso sí, con un crecimiento más suavizado respecto a años anteriores.

La electricidad consumida en Euskadi aumentó un 0,9% en 2018, mientras que el gas natural se redujo el 3,4%. Esta fuente energética tuvo por un lado un aumento en su consumo para usos convencionales (industria, doméstico, etc) del 3,1% pero, por el contrario, se redujo drásticamente el consumo de gas en centrales eléctricas (-37%). El consumo de carburantes suavizó la tendencia de los últimos años aumentando el 3,3% en 2018.

Figura. Evolución del consumo de las distintas energías en Euskadi 2010-2018.

 

Crece el consumo eléctrico

El consumo eléctrico de Euskadi aumentó ligeramente en 2018, un 0,9% respecto a 2017, ya que alcanzó los 15.301 GWh. En perspectiva, el consumo eléctrico se encuentra un 10% por debajo del nivel alcanzado en 2010.

Los sectores consumidores mantienen su representatividad en el consumo eléctrico. La industria absorbe el 56% del consumo de energía eléctrica, el sector servicios el 22% y el sector doméstico el 17%. El transporte por ferrocarril supera ligeramente el 1% mientras que las refinerías de petróleo representan casi el 4%.

El sector industrial en su conjunto aumentó su consumo energético un 1% en 2018, aunque el sector de la siderurgia y fundición bajo un 0,4% su demanda de energía. Este último acumula un descenso en el consumo de casi el 34% respecto al año 2010.

El consumo del resto de subsectores industriales, que en conjunto se incrementa el 1,4%, tienen comportamientos diversos. Se registran aumentos en la metalurgia no férrea (6,1%) y reducciones en la construcción y reparación naval (-41%). El sector del vidrio creció el 2,5%, el sector químico el 4,6% y el del cemento, cal y yesos se redujo ligeramente un 0,2%.

Figura. Variación intertrimestral de la demanda eléctrica industrial de Euskadi 2010-2018.

 

Dentro del sector de los edificios que aumentó el consumo de energía un 0,8%, se mantuvo constante el consumo de la Administración Pública, creció el comercio y otros servicios (1,4%) y la hostelería se recuperó ligeramente (1%). También el consumo doméstico creció ligeramente (0,5%), mientras que el transporte ferroviario disminuyó el 1,3%.

Reducción del consumo de gas natural

El consumo de gas natural descendió en 2018 y se situó en 25.642 GWh, lo que supone un 3,4% menos que el año anterior y un 25,4% menos que en 2010.

Este descenso es debido principalmente a la caída registrada en el consumo de los ciclos combinados (-37%) -motivado por un mayor aprovechamiento de recursos renovables hídricos-, ya que el consumo en usos convencionales (industrial y edificios) creció un 3,1%. Esto supone una reducción respecto a 2010 del 76% en ciclos combinados y del 0,7% en usos convencionales.

Siguen creciendo los carburantes de automoción

La tendencia de los últimos 7 años en el consumo del transporte por carretera en Euskadi se suaviza y registra un aumento del 3,3% en 2018, menor que en años anteriores.

El consumo de gasóleo de automoción ha ido en aumento desde 2012, registrando un crecimiento acumulado del 33,6% respecto a 2011 y del 3% en el último año. El consumo de la gasolina aumentó un 5,7% en 2018, siendo el tercer año consecutivo de crecimiento tras el 1,6% y el 4,5% del 2016 y 2017, respectivamente. Pese al aumento del consumo de las gasolinas, el gasóleo A sigue representando el 90% de los carburantes usados para el transporte.

Ir a la fuente
Author:

Powered by WPeMatico