El PSOE rechaza en su programa la autodeterminación y el «estado de excepción territorial» del 155

SERVIMEDIA/EUROPA PRESS

Torra y Sánchez

El PSOE rechaza en su programa para las elecciones generales del próximo 28 de abril tanto el derecho de autodeterminación como el «estado de excepción territorial con carácter permanente» que implica la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña.

Se trata del modelo que ha venido defendiendo el PSOE y el Gobierno hasta la fecha sobre Cataluña. Es decir, sigue apostando por el modelo propuesto en la Declaración de Granada de 2013 y en la de Barcelona, de 2017, y por una reforma constitucional que haga de España un Estado federal y por avanzar hasta reconocer plenamente su carácter plurinacional.

En el apartado sobre el modelo territorial, los socialistas se erigen como «principales impulsores» del Estado autonómico frente a una derecha «que siente nostalgia del pasado centralista y a los que se han adentrado en aventuras independentistas». La España real, dice el PSOE, es «democrática, plural, abierta, europea y moderna, que reconoce la diversidad en la unidad, la España de todos», en la que las comunidades autónomas deben seguir siendo los principales garantes de la cohesión social gestionando los servicios públicos fundamentales.

Ante la crisis actual del modelo, el PSOE aspira a «un funcionamiento más integrado del modelo, de forma que la mayoría de la población de todos los territorios se sienta partícipe», y se remite al contenido de la Declaración de Granada, de 2013, y la de Barcelona, de 2017. Sin embargo, aunque en aquel compromiso se hablaba de avanzar hasta el reconocimiento de la realidad plurinacional, esa plurinacionalidad no aparece ahora mencionada en el programa.

«Si nuestras propuestas hubieran sido aplicadas no nos encontraríamos en la situación actual pero, en cualquier caso, el modelo territorial del PSOE continúa siendo el único camino viable para superar la actual crisis. Ni desde el derecho de autodeterminación ni desde un estado de excepción territorial con carácter permanente a través del artículo 155 CE, puede construirse el futuro», alerta el PSOE.

Un modelo que integre la pluralidad

Apuesta por seguir avanzando «hacia un modelo de Estado cada vez más capaz de integrar la pluralidad, y en el que la diversidad, la igualdad y la solidaridad sean valores compatibles» al mismo tiempo que reivindica el papel del Gobierno central para hacer efectiva la igualdad y la cohesión, desde la lealtad al ejercicio de las funciones que la Constitución habilita a las comunidades autónomas.

Apuesta por la adecuada financiación de los tres niveles de la Administración y define varios pilares sobre los que se asienta ese modelo de Estado. El primero de ellos, el reconocimiento expreso en la legislación y en la Constitución de «instrumentos y procedimientos de colaboración» que favorezcan las relaciones de las comunidades autónomas con el Gobierno de España y de éstas entre sí, como la Conferencia de Presidentes, las conferencias sectoriales, los convenios de colaboración, o el Senado como «lugar de encuentro».

Otros pilares son la participación de las comunidades autónomas en las actuaciones y decisiones del Gobierno, y la clarificación del reparto de competencias, recogiendo en la Constitución «las facultades concretas del Estado en las distintas materias competenciales, de la forma más precisa posible» y estableciendo que todo lo no atribuido al Estado es de competencia autonómica.

El PSOE apuesta por incluir en la Constitución los principios rectores del sistema de financiación de las comunidades autónomas, y el procedimiento para establecerlo con participación de los territorios.

Identidad, cultura y lengua

También quiere reconocer las singularidades de los distintos territorios en sus propios Estatutos de Autonomía, con una «definición más precisa de los aspectos identitarios, históricos, culturales, políticos y lingüísticos, así como a una organización institucional y territorial adaptada a las peculiaridades de cada comunidad en cuanto no afecte al funcionamiento de otros territorios».

«El limite a ese reconocimiento es la igualdad de todos los españoles y españolas en el ejercicio de derechos y libertades y la igualdad en cualquier parte del territorio», precisa el texto.

El programa habla también de garantizar los elementos nucleares de la autonomía local, reconociendo en la Constitución al municipio como unidad territorial básica con sus competencias propias y distinguiendo un régimen jurídico diferente para los urbanos y los rurales.

El PSOE recuerda que impulsó en el Congreso de los Diputados una Comisión Parlamentaria para evaluar el Estado Autonómico «como hito previo a una reflexión de mayor alcance sobre una futura reforma de la Constitución, que sólo cabe abordar desde el mayor consenso social y político posible».

Ir a la fuente
Author: SERVIMEDIA/EUROPA PRESS

Powered by WPeMatico