Cómo escoger la cámara de vigilancia ideal y recomendaciones para su instalación

Las cámaras de vigilancia se dividen en varios tipos, los cuales se pueden escoger según el funcionamiento, costo y necesidad del usuario. Las cámaras de vigilancia, también conocidas como cámaras de seguridad, son dispositivos electrónicos capaces de capturar digitalmente las imágenes para observar de forma remota a través de las redes de comunicación, que en este caso se trata de la IP.

Estos dispositivos son ideales para reforzar la seguridad de un sitio, lo cual suelen ser negocios, locales, empresas, hogares y cada vez más extendido en el mundo, en las calles. Según el lugar donde serán colocadas y dependiendo de nuestro presupuesto, podemos escoger diferentes tipos de cámaras.

El primer paso es conocer los tipos de cámaras de vigilancia

Entre las cámaras de seguridad es posible observar diferentes tipos, los cuales dependerán del uso que se le quiera dar a éstas; ya que pueden ser tanto las de uso externo, como las de interno.

Las de uso interno son ideales para ser instaladas en lugares cerrados, donde es posible escoger entre las cámaras de vigilancia tipo cubo o domo. Las primeras son las más sencillas de instalar debido a que no necesitan un DVR u ordenador; mientras que las segundas deben ser graduadas según el gusto del usuario, son más económicas y tienen visión nocturna.

Por su parte, éstos dispositivos para uso exterior cuentan con otros dos tipos distintos, la TPZ y Bala.

  •         La TPZ es la más moderna en cuanto al funcionamiento y diseño, ya que incluye la posibilidad de enfocar en diferente ángulo, visión nocturna, zoom potente y una calidad de imagen increíble.
  •         La tipo bala es la cámara de vigilancia ideal para colocar en la intemperie, ya que tiene mucha más resistencia y una visión nocturna de mayor calidad.

Básicamente deberás pensar si el lugar donde estará ubicado la cámara es en interior o exterior; para luego según tu presupuesto, puedes elegir alguna de las dos opciones que presenta cada una.

  •         En interior es preferible utilizar la segunda opción, las cámaras tipo domo; ya que además de ser más asequibles, también son sencillas al momento de la instalación.
  •         En el caso de exteriores, sigue dependiendo del presupuesto y el sitio donde serán instaladas; aunque preferiblemente es mejor escoger la de tipo “bala” si queremos una opción barata y resistente.

Consejos a tener en cuenta al instalar cámaras de seguridad

Para colocar las cámaras de forma efectiva se debe considerar varios aspectos, como la ubicación, techo, tipo de cable, entre otros. Existen recomendaciones claves que te ayudarán:

  •         Es importante conseguir una buena ubicación para cámara, la cual en casos de exteriores deberá estar debajo de un techo o protegida si no es anti-agua (aunque es preferible que también se proteja).
  •         Intenta ubicarla lo más arriba posible. La mayoría de personas optan por instalarlas en las esquinas, lo cual puede ser complicado debido al cableado. Sin embargo, existen camaras de vigilancia inalambricas que evitarán ese trabajo.
  •         Busca un número lógico de cámaras. Si hallas la mejor ubicación de cada una, podrás ahorrar instalarte cientos de cámaras.
  •         Si tu interés es grabar en la noche, lo mejor es ubicarlas en sitio con mucha luz o elegir un modelo que cuente con visión nocturna.
  •         En caso de utilizar cámaras con cableado, busca un tipo de cable genérico pero que funcione. Ahorrarás algunos euros.
  •         Si tu presupuesto es reducido, opta por versión económica y aprovecha toda la información gratuita de la red para hacer la instalación por ti mismo.

Las cámaras de vigilancia realmente aportan seguridad y resguardan sitios, no importa si están en exterior o interior. Por lo que comprarlas supone una buena inversión en lo que a resguardar la seguridad de un lugar se refiere; así que escogerlas es una decisión de importancia en conjunto a los factores anteriormente descritos para hacer una instalación adecuada.