Un espía y medio: Simple entretenimiento

Esta película es justo eso lo que ofrece, simple y llano entretenimiento básico sin mayores pretensiones. Es la típica cinta que ponemos como pasatiempo, sin esperarnos nada del otro mundo y que mientras cumpla con eso a nosotros ya nos da igual todo lo demás. Por suerte para nosotros esa faceta nos la ofrece de sobra. Cumple con su objetivo, sabe lo que tiene y lo que puede ofrecer, y no se molesta en ocultarlo. Sabiendo a lo que se viene creo que el resultado es más agradable.

La historia que nos plantea no es demasiado original, de hecho recuerdo haber visto otras de temática muy similar, casi idéntica. Sí que es cierto que contiene demasiado tópicos, pero todo se compensa con una dinámica bastante rápida y un apartado cómico bastante resultón. La trama es bastante previsible, y aunque intenta confundirnos con la lealtad de ciertos personajes en algunos momentos, no es nada que nos atrape demasiado. Personalmente me ha gustado más toda la primera mitad de metraje, antes de que se desvele todo y donde las cosas parecen más divertidas.

Ante películas como esta donde el trasfondo cómico es tan importante el reparto es un factor más que relevante. Cuenta con Dwayne Johnson, ”The Rock” y con Kevin Hart como protagonistas absolutos. Forman un dúo muy simpático y la verdad es que funcionan bien. Se compenetran de un modo correcto para este tipo de papeles. Son como el norte y el sur, el frío y el caliente. Me han gustado. Luego hacen acto de presencia un par de actores que me gustan bastante; Aaron Paul y Jason Bateman. Ambos cuentan con muy pocos minutos en pantalla y muy poca importancia. Una lástima, porque sus personajes daban para bastante más. El resto nada destacable.

¿Es graciosa la película? Es la pregunta clave, la pregunta del millón de dólares. La respuesta se podría decir que sí, pero eso depende de cada persona. Tanto el humor como el terror, por citar ejemplos, son géneros donde cada persona los vive de una forma. Lo que para uno es muy divertido para otro puede ser flojo o sin chispa, o viceversa. Aun así creo que esta cinta funciona bastante bien como comedia, pero teniendo presente que no es de las mejores que se hayan hecho, ni mucho menos. Tiene sus puntos y sus momentos, pero tampoco es el no va más. No sé si me entendéis.

En resumen ”Un espía y medio” es una película correcta sin más que sirve para tenernos distraídos durante la hora y media que dura. Ese es su objetivo, su finalidad, y creo que cumple bastante bien con ello. Si vienes buscando algo con trasfondo, un guión elaborado o una película de 10 esta no es tu película; pero si solo buscas entretenimiento entonces te puede servir.

Lo mejor: Se hace llevadera en todo momento, la dupla que forman Johnson/Hart y algunos momentos bastante graciosos.

Lo peor: Tiene varios tópicos innecesarios, peca de ser previsible en algunos puntos y que no hayan aprovechado a Aaron Paul y a Jason Bateman

Por Patxi Álvarez