Estudiar enfermería es más fácil que nunca

Si eres enfermera y no tienes claro hacia dónde enfocar tu carrera profesional, has encontrado un buen sitio para echarte una mano a ello. Aunque tu profesión esté marcada por la inestabilidad, desde aquí vas a poder algunas opciones para un futuro laboral más estable.

Opositar, un camino duro con un gran final

Una buena manera de acabar con la inestabilidad que existe en la profesión de enfermera es sacarse unas oposiciones. De esta manera se tiene la tranquilidad de contar con un trabajo para toda la vida y de no tener que estar siempre embarcada en entrevistas de trabajo, finalizaciones de contrato, etc.

Para ponerse a ello con opciones de éxito hay muchos factores que se deben tener en cuenta. Por ejemplo, es importante tener una buena disponibilidad de tiempo para estudiar, teniendo que priorizar bien las obligaciones y llevando un horario de estudio exigente.

Otro aspecto importante es el baremo. En cualquier concurso-oposición el baremo suele ser decisivo a la hora de otorgar las plazas, y es muy importante acudir a ellas con un baremo lo más alto posible. Sin darle importancia a este aspecto las opciones de éxito bajan mucho. Pero ¿cómo mejorar ese baremo?

Por ejemplo, en la OPE Osakidetza Enfermería, la oposición de enfermería Osakidetza, se pueden obtener 9 puntos de baremo con un máster. Esta opción es la más importante en el apartado de “Formación postgrado”, y cuenta con la ventaja de que no es necesario haber opositado antes.

Eso sí ocurre en el apartado de “Experiencia Profesional”, en el que se trata de experiencia adquirida habiendo trabajado en Osakidetza, para lo cual hay que haber aprobado unas oposiciones previamente y haber sido llamado para alguna sustitución.

Además del tiempo y el baremo, otra cuestión a tener en cuenta es el aspecto mental. Sin duda preparar una oposición es algo muy duro, que exige muchos sacrificios y que supone además no tener la certeza de si se va a tener éxito en ese reto o no.

Por ello, es muy importante tener claro los objetivos y valorar previamente cuánto se está dispuesto a sacrificar por ellos. Si esto no se hace lo que puede ocurrir es que a mitad de camino nos demos cuenta de que es demasiado cuesta arriba y lo abandonemos.

Otras opciones para el futuro laboral

Si la opción de opositar no te llama la atención o crees que no es la mejor opción para tu vida, la prioridad debe ser ir mejorando tu currículum para poder tener más opciones de encontrar un empleo y poder optar a los mejores empleos disponibles, donde la competencia es mayor.

Para ello la clave es complementar la formación universitaria con una formación postgrado de calidad, útil y que sirva para abrir puertas en el mercado laboral. Esta es la mejor manera de que tu currículum no sea uno más, sino que cuento con diferentes elementos que lo distingan.

La mejor opción es hacer un máster enfermería. Además de hacer un máster para las oposiciones de enfermería, porque cuentan como méritos de enfermería, este tipo de formación tiene un claro enfoque al sistema sanitario privado, que no para de crecer.

Cada vez son más las personas que contratan un seguro médico por la masificación del sistema público, lo que provoca que no paren de surgir clínicas privadas que constantemente necesitan aumentar su plantilla.

Por supuesto, al hacerlo buscan a las mejores cualificadas, en base a la formación académica que se ha seguido. También se tienen en cuenta otros criterios como la experiencia previa, si bien en este aspecto no se puede hacer nada más que insistir en la búsqueda de empleo.

Esta opción ofrece la ventaja de que permite combinarse con un empleo, por lo que no es necesario estar dependiendo de ahorros, préstamos o ayudas de familiares para poder estudiarlo. Supone algo importante, a tener muy en cuenta a la hora de tomar una decisión.

Los másters de este ámbito son bastante variados en cuanto a su temática, metodología y tipo de modalidad (presencial, semipresencial u online), con lo que se trata de buscar la mejor opción según nuestras necesidades y el tipo de formación que nos puede dar mejor resultado.

De hecho, es posible conseguir una triple acreditación con estos másters, lo cual supone la mejor opción que se puede escoger en tu camino formativo. De esta manera, tus conocimientos y ámbitos de la enfermería en los que puedes trabajar aumentan muchísimo.

Esta es la manera más eficiente de estudiar, optimizando al máximo la inversión que se hace tanto económica como de tiempo, y consiguiendo que el esfuerzo y la dedicación merezcan la pena totalmente.

Tal y como hemos visto, los caminos para aspirar al mejor futuro laboral posible son muy variados, pero tienen un denominador común: el esfuerzo, el sacrificio, y la recompensa. Si queremos una gran recompensa, lo mejor es no quedarnos ahora de brazos cruzados. ¡Tú puedes!