Un Ayuntamiento solvente

Frente a las dudas manifestadas por la oposición en el último Pleno municipal del pasado día 16 de julio, el Ayuntamiento de Bilbao sigue siendo una corporación completamente solvente, capaz de hacer frente a sus obligaciones financieras y con deuda cero.

Para analizar la actual situación financiera del Ayuntamiento de Bilbao, es necesario entender correctamente cuatro conceptos básicos: liquidez, pago de facturas, liquidaciones de Udalkutxa y deuda.

 

Liquidez

La liquidez del Ayuntamiento de Bilbao viene marcada por el Remanente de Tesorería, es decir, por el superávit o el déficit acumulado por las arcas municipales a lo largo del tiempo. En este caso, tras la liquidación de 2012, el Ayuntamiento de Bilbao tiene, con fecha de 31 de diciembre, un Remanente de Tesorería positivo de 28,7 millones de euros, de los que 24,4 millones de euros están destinados a gastos generales.

Una parte de esta cantidad ahorrada (4,9 millones) corresponde a la paga extra de diciembre y se reserva para aportaciones futuras a planes de pensiones. El resto del superávit municipal (19,5 millones de euros) se utiliza para financiar situaciones imprevistas en el Presupuesto del Ayuntamiento, como son el pago de la indemnización por la pérdida de valor de mercado de las unidades de aprovechamiento urbanístico transferidas a Bilbao Ría 2000, y el abono a Iparlat, S.A. de parte del justiprecio por la expropiación de un terreno en Basurto para mejorar el sistema general de comunicaciones e infraestructuras.

Pago de facturas

Otro indicador de solvencia es el plazo de pago de las facturas presentadas por los proveedores del Ayuntamiento de Bilbao. Desde 2010, más del 90% de las facturas son pagadas dentro del plazo legalmente establecido, e incluso antes.

Así, el año pasado el 96,20% de las facturas fueron abonadas en un plazo de 35 días, cuando el límite legal vigente era de 40 días (este año el plazo es de 30 días).

Liquidaciones de Udalkutxa

Udalkutxa es un fondo de financiación municipal vinculado a las previsiones de recaudación de la Diputación Foral de Bizkaia, que se ha visto afectado por la grave crisis económica actual, al no alcanzar las expectativas iniciales de recaudación.

Como consecuencia de esta minoración, el Ayuntamiento de Bilbao y el resto de administraciones adscritas a Udalkutxa han tenido que devolver importantes cantidadas ingresadas a cuenta.

En el caso del Ayuntamiento de Bilbao, en 2009 tuvo que devolver 66,5 millones de euros; 18 millones en 2011 y 6,3 millones en 2012. A pesar de la difícil situación actual, este mismo año, el Ayuntamiento de Bilbao terminará de devolver estas liquidaciones negativas a la Diputación Foral de Bizkaia.

Deuda

Por último, el nivel de endeudamiento de una institución determina también la capacidad de hacer frente a determinadas obligaciones financieras. En el caso del Ayuntamiento de Bilbao, incluyendo las sociedades y entidades municipales, las deuda contraída con entidades financieras ascendía a 200 millones de euros en 1999 y, aprovechando la bonanza de los años posteriores, se ha ido amortizando de forma paulatina hasta su total liquidación en marzo de 2011.

El pasado ejercicio hemos continuado con esta situación de deuda cero, algo realmente inaudito en un entorno en que la deuda de las administraciones públicas en todo el Estado alcanzó hasta mayo los 937.334 millones de euros, un nuevo récord histórico que supone un endeudamiento público del 89,5% del PIB.

Además, la correcta gestión de los recursos disponibles ha permitido al Ayuntamiento de Bilbao mantener el nivel de calidad de los servicios que presta a la ciudadanía y afrontar un posible endeudamiento bancario, que respondería en todo caso a las siguientes premisas:

- Que sea un endeudamiento moderado que no hipoteque la capacidad económica financiera futura del Ayuntamiento y que pueda ser afrontado con recursos propios.
- Que el objetivo del endeudamiento sea llevar a cabo proyectos de inversión, específicos y necesarios para el futuro de Bilbao
- Que sea una operación con consecuencias económicas y medioambientales favorables para la ciudad

En este sentido, el Presupuesto del Ayuntamiento de Bilbao para 2013 prevé la concertación de un préstamo para las obras de apertura del Canal de Deusto, un proyecto estratégico para una ciudad que puede presumir de contar con un estado de cuentas verdaderamente envidiable y una administración municipal totalmente solvente y volcada en mejorar la vida de la ciudadanía.

Marta Ajuria.
Concejala de Economía y Hacienda

**Consola de depuración de Joomla!**

**Sesión**

**Información del perfil**

**Uso de la memoria**

**Consultas de la base de datos**

**Errores analizados en los archivos del idioma**

**Archivos del idioma cargados**

**Cadenas sin traducir**