Indalecio Prieto, un concejal de Bilbao

Este mes de febrero, concretamente el día 11, cerramos los actos que se han venido celebrando para recordar el 50 aniversario de la muerte de Indalecio Prieto, en el lugar que a él más le habría gustado, en el Ayuntamiento de Bilbao. El Grupo Municipal Socialista hizo entrega al alcalde, Iñaki Azkuna, de una escultura en bronce, obra del escultor Juan Cristóbal, que representa la cabeza del político socialista.

El acto fue especialmente emotivo al contar con la presencia de la mayoría de quienes han sido concejales socialistas desde 1979 en este Ayuntamiento y sus respectivos equipos, así como de destacados líderes del partido.

Aunque nació en Oviedo, Indalecio Prieto fue, como escribió Santiago Arisnea, "bilbaíno de adopción y de devoción".

Prieto amó profundamente a esta ciudad y a este país. Como socialista, se sintió profundamente identificado con la tradición liberal de la esta villa y aquí en Bilbao, en la sociedad El Sitio en 1921, dijo aquello de que era "socialista a fuer de liberal"; esto es, que era socialista porque era liberal. Porque el socialismo era, en su pensamiento, el liberalismo en su grado máximo, el sostén más eficaz que puede tener la libertad.

Como ministro de la República, impulsó la regeneración urbanística de Bilbao y su área metropolitana, con proyectos como los enlaces ferroviarios –junto a su buen amigo, Ricardo Bastida-, la estación intermodal y otros que, como el túnel de Artxanda, medio siglo después han visto la luz.

Bilbao le colocó en sus primeros cargos públicos, primero en la Diputación foral y después en este Ayuntamiento, del que fue teniente de alcalde y concejal desde 1916 hasta 1918. Bilbao le confirió reiteradamente su representación en el Parlamento español, donde fue diputado por Bilbao en siete legislaturas. Además, su contribución fue decisiva para la aprobación del Estatuto de autonomía y la formación del primer Gobierno Vasco en octubre de 1936.

Ya en el exilio mexicano, Prieto confesó que le habría gustado acabar su vida política como la empezó: de concejal en Bilbao o de diputado provincial. No pudo ser porque la muerte le llegó, como a tantos vascos y españoles que perdieron la guerra, sin poder volver a su querido Bilbao. Por eso, con el sencillo acto que celebramos en el Salón Árabe del Ayuntamiento el pasado día 11, Prieto volvió de alguna manera a la que fue y sigue siendo su casa.

Indalecio Prieto ha sido definido muchas veces como el político dentro del partido socialista. Un político nato. Y es verdad que Prieto no fue un teórico. Fue básicamente un hombre de acción. Para él, la política o es acción o no es política.

Prieto fue un político siempre preparado y dispuesto para la acción. Creía que en política se está para cambiar las cosas, no para pasar el rato. Creía que es el individuo, a través de su acción comprometida, el que comienza a construir una realidad diferente.

Él mismo se ponía como ejemplo para ilustrar esta idea:

Contaba que llegó a Bilbao en 1891, con su madre viuda y un hermano menor. La primera noche la pasaron en lo que hoy llamaríamos un 'piso patera', con otras familias llegadas a Bilbao en condiciones miserables. Con el tiempo, la familia ocupó un piso en la calle La Laguna, en San Francisco, cerca del centro obrero... Cuarenta años después, en 1931, siendo Prieto ministro de Hacienda del gobierno provisional de la República, a aquel niño que pasó su primera noche en Bilbao en un 'piso patera', le entregaron las llaves del Palacio Real de Madrid para que Patrimonio se hiciera cargo del edificio.

La moraleja de esta historia es que en política no hay objetivo, por difícil que parezca, que no pueda lograrse con el trabajo constante, con el empeño y la persistencia para avanzar, más allá de las dificultades.

Una lección de la que también hoy podemos extraer consecuencias útiles para los tiempos de incertidumbre que nos han tocado vivir.

 

**Consola de depuración de Joomla!**

**Sesión**

**Información del perfil**

**Uso de la memoria**

**Consultas de la base de datos**

**Errores analizados en los archivos del idioma**

**Archivos del idioma cargados**

**Cadenas sin traducir**