La resistencia de Irala

Desde el año 2012, las vecinas y vecinos de Irala viven en un barrio dividido en dos por una trinchera que se extiende hasta la calle Gordoniz. Tres años desde que las vecinas y vecinos de Irala perdieron la Plaza de Eskurtze. Las obras del soterramiento de las vías de FEVE, con una duración prevista de un año no han finalizado y la trinchera continúa complicando la rutina diaria del barrio. Comercios que han visto como perdían clientes e incluso se veían obligados a cerrar porque la entrada a sus establecimientos está cubierta por una valla, vecinas que ven como las calles de su barrio se han convertido en un laberinto intransitable, escolares que tienen miedo a cruzar la calle porque las vallas les impiden ver si viene algún vehículo, agresiones que se han dado y las que se pueden dar debido a los puntos negros que han surgido a raíz de las obras y que son escenario perfecto para las agresiones machistas.


Teniendo en cuenta el Bilbao de Postal que desde el Gobierno Municipal nos quieren vender, es normal preguntarse si dichas obras hubiesen tenido el mismo desarrollo en el centro de Bilbao o en las zonas visitadas por las y los turistas. Lamentablemente sabemos la respuesta, una calle intransitable durante tres años, no la vamos a ver en determinadas zonas de la villa porque eso mancharía nuestra imagen hacia el exterior. Sin embargo en un barrio que ni siquiera sale en el mapa que ofrecemos a las visitantes de la villa, sí nos podemos permitir tener la calle vallada ¿Verdad? Pues no señoras y señores, las cosas no son así, Irala es un barrio de Bilbao, y Peñascal, y Arangoiti, y Zorrotza y Larrasquitu y así hasta 35 barrios que merecen ser tratados por igual.

 

En más de una ocasión, la asociación vecinal se ha puesto en contacto con el gobierno municipal demandando información, la pregunta es sencilla: ¿Cuándo finalizarán las obras? En el pleno del pasado mes de Octubre, el concejal de Obras, Servicios, Rehabilitación Urbana y Espacio Público, Ricardo Barkala, se comprometió a retirar las vallas durante el mes de Noviembre e iniciar un proceso de participación el primer cuatrimestre del año 2016, de modo que el diseño de la urbanización del espacio que comienza en la plaza Eskurtze y se extiende hasta la calle Gordóniz, se realice de la forma más participativa posible. Dicho compromiso llegó tras numerosos escritos dirigidos al alcalde y firmados tanto por la Asociación Vecinal como por la dirección de los dos centros escolares damnificados: Colegio Isabel Gallego Gorria e I.E.S Eskurtze y la movilización social del barrio reflejada en multitudinarias manifestaciones.

Noviembre llegó a su fin. Y Diciembre lo hará en los próximos días. Esperemos que el compromiso del Gobierno no se vaya con el 2015. Si es así, la movilización vecinal volverá a hacerse oír en las calles del barrio. Porque Irala, que cumple su centenario en éste nuevo año que vamos a comenzar, no sólo existe, existe y resiste.

Amaia Arenal Vidorreta. Concejala de Udalberri-Bilbao en Común.

**Consola de depuración de Joomla!**

**Sesión**

**Información del perfil**

**Uso de la memoria**

**Consultas de la base de datos**

**Errores analizados en los archivos del idioma**

**Archivos del idioma cargados**

**Cadenas sin traducir**