La Diputación presenta 25 txakolis experimentales elaborados en la Estación de Fruticultura de Zalla con la vendimia de 2016

La Diputación Foral de Bizkaia ha presentado hoy al Comité de Cata del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Bizkaiko Txakolina los trabajos experimentales realizados en la Estación de Fruticultura de Zalla y los resultados obtenidos con los mismos en el txakoli resultante de la vendimia de 2016. Una presentación que forma parte de las Jornadas Enológicas que la Institución Foral desarrolla anualmente para dar a conocer al sector los frutos de la experimentación que lleva a cabo en las instalaciones del municipio encartado con el objetivo final de mejorar la calidad del txakoli en nuestro territorio, mediante la aplicación de este conocimiento a la producción comercial.

Esta mañana, los técnicos de la Estación de Fruticultura han presentado los distintos tipos de elaboraciones monovarietales desarrollados tras la última vendimia utilizando diversas técnicas, levaduras, equipamientos y procesos. Y se han catado 25 txakolis diferentes: 18 blancos, uno rosado y los 6 restantes, tintos. Los miembros del Comité de Cata han elaborado una ficha de cata por cada una de esas muestras, han realizado una valoración en conjunto y han puesto en común las diferentes elaboraciones, definiendo cuáles pueden ser las más interesantes.

Esta selección es la que se llevará mañana, jueves, a una jornada de transferencia de tecnología dirigida a las bodegas y productores de la Denominación de Origen Bizkaiko Txakolina en la que, además, se explicarán las líneas de trabajo y resultados no sólo de la experimentación vitícola, sino también sobre plagas y enfermedades desarrollados en la Estación de Fruticultura de Zalla, y los resultados enológicos de la Bodega Experimental.

En la vendimia de 2016, se recogieron en la Estación de Fruticultura de Zalla alrededor de 8.000 kilos de uva, con los que se han desarrollado 34 elaboraciones diferentes, entre txakoli blanco, ojo-gallo y tinto, vendimias tardías y espumosos.

Labores de experimentación

La finalidad principal de la Estación de Fruticultura de Zalla es la transferencia de conocimiento al sector, de manera que puedan mejorarse tanto el cultivo como el producto final, en este caso, el txakoli. De hecho, entre las funciones de este centro se encuentran el estudio y mejora de la vitivinicultura, la transferencia y apoyo de tecnología a los distintos sectores productivos, entre ellos a la Denominación de Origen Bizkaiko Txakolina.

En la Estación de Fruticultura de Zalla se cultivan y estudian las variedades locales de uva y se van seleccionando para su mejora. También se trabaja con variedades foráneas que se considera que pueden aportar elementos positivos al txakoli. Con todas ellas se experimentan diferentes técnicas de cultivo, y de las variedades autóctonas se realiza una selección del material vegetal más interesante para su multiplicación posterior y su entrega al sector.

Los estudios de viticultura se realizan a lo largo de varios años y sus resultados son fiables a partir de los datos de más de 10 años. Por eso, la labor que se realiza en estas instalaciones forales es fundamental para el sector, puesto que una bodega privada difícilmente puede afrontar un estudio a tan largo plazo.

**Consola de depuración de Joomla!**

**Sesión**

**Información del perfil**

**Uso de la memoria**

**Consultas de la base de datos**

**Errores analizados en los archivos del idioma**

**Archivos del idioma cargados**

**Cadenas sin traducir**