Kontsumobide comprobará desde el lunes si etiquetado y seguridad de juguetes a la venta en Euskadi cumplen la normativa

EUROPA PRESS

  • BILBAO, 27 (EUROPA PRESS)

Juguetes sostenibles

El Instituto Vasco de Consumo, Kontsumobide iniciará el lunes una campaña de inspección de juguetes puestos a la venta en comercios de Euskadi para comprobar si los artículos cumplen con los requisitos de seguridad y etiquetado establecidos en la normativa vigente.

Los controles se efectuarán en todo tipo de comercios minoristas de los tres territorios y se llevarán a cabo entre este lunes 30 de octubre y el 10 de noviembre, según ha indicado el propio organismo en un comunicado.

La campaña consistirá en actuaciones en dos ámbitos, por protocolo y mediante la toma de muestras. En el primer caso, el personal analizará el etiquetado y el marcado obligatorio de los juguetes y las advertencias e instrucciones de uso. En cuanto a la toma de muestras, los servicios territoriales seleccionarán juguetes y los remitirán a un laboratorio para comprobar que cumplen los requisitos de seguridad.

La directora de Kontsumobide, Nora Abete, ha señalado, durante la presentación de la iniciativa que «la inspección de juguetes busca proteger a los más vulnerables porque una de nuestras labores fundamentales es proteger a las personas consumidoras y usuarias, y velar por su seguridad», ha indicado.

Para Abete, «esta función se convierte en vital cuando debemos proteger a los menores, consumidores mucho más vulnerables, y tenemos el deber de vigilar productos tan aparentemente inofensivos como los juguetes y retirar aquellos que supongan un riesgo para su seguridad», ha añadido.

RECOMENDACIONES

Más allá de las labores de inspección realizadas por Kontsumobide, el Instituto Vasco de Consumo recomienda «informarse bien» antes de la compra de cualquier juguete para «evitar problemas posteriores».

Entre sus recomendaciones, el organismo aconseja «prestar especial atención» a la etiqueta, ya que es uno de los elementos informativos más importantes porque ofrece parámetros objetivos y permite comparar los productos.

Asimismo, advierte de que si no se localiza la etiqueta en un artículo, «porque no está bien fijada o porque la han arrancado», se opte por otra unidad que sí disponga de ella y se compruebe que el juguete lleva el marcado CE europeo, que corrobora que cumple todas las normas de seguridad.

Kontsumobide también recomienda a los consumidores que si no se entiende algo, se pregunte en el establecimiento; guardar la etiqueta durante todo el ciclo de vida del producto por si se necesita tras la compra y guardar las facturas para determinar el plazo de garantía y, si es necesario, presentar una reclamación.

Powered by WPeMatico