La consejera Tapia ha pedido al ministro Planas una gestión agropesquera que responda a las necesidades y a la realidad de Euskadi

  • Ha solicitado que el Estado defienda una Política Agraria Común en Europa centrada en las necesidades y realidades de las regiones, así como de las necesidades de cada CCAA
  • Ha defendido un reparto de cuotas basado en las capturas históricas de cada flota y ha demandado implicación para garantizar la seguridad de los atuneros que faenan en mares lejanos.
  • Asimismo, se ha referido a la necesidad de transferir las competencias sectoriales pendientes en favor de la actividad profesional del primer sector

La consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno Vasco, Arantxa Tapia, ha participado en el primer encuentro sectorial convocado y presidido por el nuevo ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas.

Durante la mañana se han producido sendas reuniones del Consejo Consultivo para Asuntos Comunitarios en las que se han tratado asuntos vinculados a la agricultura y a la pesca.

El Gobierno Vasco ha transmitido al nuevo ministro la posición de Euskadi respecto a las políticas agrarias y pesqueras y ha incidido en la necesidad de responder a las reivindicaciones históricas tanto de la administración vascas, como, sobre todo, de los agentes y profesionales que conforman el sector de la agricultura y la mar en Euskadi.

En el contexto político y económico de los asuntos comunitarios tratados en la mañana de hoy, Euskadi ha solicitado al ministro la implantación de la PAC y la Política Pesquera Común a nivel de comunidades autónomas conforme a la normativa europea, estatal y autonómica.

Arantxa Tapia ha solicitado al ministro Planas que haga una defensa de la política comunitaria en la que las regiones adquieran un mayor protagonismo y donde sea respetada la realidad y singularidad de cada territorio, de manera que en la negociación de la futura PAC, afectada además por el nuevo escenario presupuestario comunitario, el desarrollo de la reglamentación comunitaria confiera finalmente a las regiones el papel que les corresponde.

Además el Gobierno Vasco reclama total subsidiariedad a favor de las Comunidades Autónomas que lo exijan y no se entendería que, en un Estado autonómico, el Gobierno se opusiera a la aplicación en toda su extensión del enfoque subsidiario que propugna la nueva PAC.

Tapia ha añadido la defensa de una PAC que se dirija exclusivamente a agricultores profesionales activos y cuyas ayudas sectoriales, como son las ayudas al vino, tengan una aplicación también de carácter regional.

La organización del mercado de productos de la pesca y acuicultura, la Inspección pesquera y seguros agrarios: transferencias pendientes

La consejera Tapia ha reiterado, asimismo, que existen aún competencias pendientes de transferir por parte del Estado a la CAE, como son las relativas a la organización del mercado de productos de la pesca y la acuicultura, la inspección pesquera y los seguros agrarios.

Aunque en el ámbito agrario y de desarrollo rural se dispone  de un Programa de Desarrollo Rural (PDR) y de un Organismo Pagador, Euskadi  entiende imprescindible disponer de capacidad de decisión plena en la aplicación de la normativa comunitaria tanto en lo relativo al primer pilar (ayudas directas)  como al segundo pilar (desarrollo rural).

En el ámbito pesquero y de desarrollo litoral, Euskadi debería contar con propio Programa Operativo del FEMP y de un Organismo Pagador de Pesca autónomo, además de capacidad de decisión para la aplicación de la diferente normativa comunitaria en su territorio, según la consejera Tapia.

Las cuotas, la no opción de descartes y la seguridad de atuneros, principales preocupaciones del sector de pesca en Euskadi

El Gobierno Vasco y en lo que respecta a la flota de bajura sigue reclamando un reparto de la cuotas de pesca que se ajuste a lo establecido en la Ley de Pesca Marítima, donde prima, como no puede ser de otra forma, el criterio de las capturas históricas de la flota.

En cuanto a la flota de altura, Tapia ha mostrado su preocupación con la aplicación práctica de la obligación de desembarque de todas las capturas (prohibición de descarte) que se va a implantar en toda su amplitud en el año 2019.

La flota de altura vasca es una flota que utiliza el arrastre como arte de pesca dentro de una pesquería mixta en la que se capturan diversidad de especies y donde la aplicación en sentido estricto de dicha obligación puede llevar al estrangulamiento de la actividad de dicha flota.

Finalmente y para la flota de larga distancia, fundamentalmente atuneros congeladores, es necesario, según el Gobierno Vasco, seguir trabajando en tejer una red de acuerdos internacionales tanto en el Atlántico como en el Índico, que ofrezcan estabilidad a las empresas para poder seguir desarrollando su actividad en ambos océanos.

 

Ir a la fuente
Author:

Powered by WPeMatico