La localización del coche de Sololuze en Zaldibar «alimenta la esperanza» del Gobierno de encontrar a los trabajadores

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Inoriza ha señalado que el coche encontrado este pasado domingo es el de Alberto Sololuze, ya que se recuperó la matrícula.

En cuanto a las actuales labores que se realizan en el lugar, ha apuntado que ya se ha conseguido «tener clara la estabilización del vertedero». «Ya tenemos un proyecto para que podamos trabajar precisamente en las zonas B1 y B2, que son las que, desde el principio, pensábamos eran las más probables donde podíamos trabajar, pero, sin embargo, teníamos un problema de estabilidad del vertedero, que pudiera volver a moverse», ha apuntado.

«ZONA CERO» DE BÚSQUEDA

Sin embargo, cree que, en la actualidad, «eso se ha reconducido de forma notable». «Tenemos seguridad de que los trabajadores que entran a trabajar en esa zona no corren riesgo y, por eso, es la zona cero de búsqueda. Lo sabíamos desde el principio. Lo que pasa es que antes era difícil entrar en esa zona porque la inseguridad e inestabilidad que suponía el terreno», ha añadido.

Iñaki Inoriza cree que todo ello, sumado a la localización del coche de uno de los trabajadores desaparecidos, «alimenta la esperanza», aunque no tienen «la certeza absoluta de que lo podamos conseguir».

«Alberto aparcaba su coche al lado de su puesto de trabajo, en la caseta de la báscula, y entiendo que él estará en las inmediaciones. Otra cosa es cómo funcionó el deslizamiento, que más o menos lo conocemos, pero los materiales o algunas cosas que estaban unidas, han aparecido en puntos distantes», ha manifestado.

En todo caso, ha dicho que esta es zona «prioritaria» y, en principio, ha considerado que se ha movido un tercio del conjunto del vertedero y faltaría «más del doble». «Lo hemos movido en las zonas en las que podíamos mover. Ahora podemos mover prácticamente en cualquier sitio», ha añadido.

LAS «ENORMES DIMENSIONES»

Según ha apuntado, las dimensiones del vertedero «son enormes, es un volumen inmenso». Asimismo, ha apuntado que, cada vez que se coge una palada, hay que revisarla, y eso ralentiza «mucho» los trabajos. «No es un trabajo de movimiento de tierras, sino de búsqueda en cientos de miles de metros cúbicos», ha subrayado.

El trabajo se prolonga todos los días desde las 8.30 a las 19.30 horas. El responsable de Planificación de Atención de Emergencias ha dicho que «ojalá aparecieran» los dos trabajadores desaparecidos, Alberto Sololuze y Joaquín Beltrán, pero ha puntualizado que no hay «certeza absoluta en un volumen tan grande». «Hasta que no lo consigamos, no vamos a estar absolutamente seguros de que los vayamos a encontrar», ha concluido.

Ir a la fuente
Author: redaccion@20minutos.es (20M EP)

Powered by WPeMatico