Los mejores consejos para tu tesis de doctorado

Los mejores consejos para tu tesis de doctorado. Al fin ha llegado el momento en que te toca sentarte frente al ordenador para plasmar todo el conocimiento adquirido durante tu tiempo de estudio, en un trabajo especial que demuestre todo eso. Para algunos, éste es el momento más crucial y, es por eso, que todos los consejos que se puedan poner en práctica tienen alto valor.

Las tesis representan el paso final para alcanzar un grado, ya sea licenciatura, maestría o, en este caso, un doctorado. Se trata, por mucho, del trabajo más extenso de todo el período de estudio, pero eso no quiere decir que se torne imposible.

Como en muchas otras áreas de la vida, la organización es primordial, por lo que será apropiado establecer un calendario flexible con fechas donde organices la culminación de cada etapa.

También deberás definir, si el trabajo estará orientado sólo a cumplir un requisito académico, o esperas que sea leído por muchas personas. Éste es un aspecto imprescindible para poder determinar qué tipo de tema podrás tocar y el alcance del mismo.

Pues bien, lo primero con que debes iniciar es con tu mente. Hace falta, en buena medida, despejarse de todos los prejuicios existentes sobre el tema de la elaboración de tesis, y empezar a verla como una compañera, donde deberás incluir una gran parte de los conocimientos adquiridos.

Una buena idea es empezar a escribir sobre diferentes cosas que se te ocurran que pueden servir como tema para desarrollar y, de cada una, desprender los pasos que necesitas cumplir para alcanzar el objetivo final.

 

Una vez establecido ésto, puedes evaluar los pros y contras de cada uno de esos temas, y decidirte por el que vaya mejor orientado a lo que deseas. Esos pasos que ya has escrito, serán la clave para lograr tu objetivo.

A escribir

Cuando ya dispongas de suficiente claridad con respecto al tema que vas a trabajar, puedes empezar a escribir lo que se te ocurra en relación a la temática. Los especialistas en la materia recomiendan que sectorizar el pensamiento a las primeras de cambio, lejos de producir una correcta asimilación de ideas, lleva a un campo de frustración. Por ello, es mejor empezar escribiendo todo lo que se te ocurra sobre el tema, aunque consideres que no tiene nada de valor.

Después, solo te quedará ir organizando toda la información en favor del cumplimiento del calendario que ya has establecido, de esta manera podrás culminar el trabajo en un tiempo acorde, y sin dejar todo para el último minuto.

Tesis lista, tesis aprobada, tesis publicada

Si ya tienes listo tu trabajo y ha sido aprobado, seguro que te gustaría mucho que otros conocieran lo que hiciste, y que les pueda servir de inspiración para algo, ya sea el desarrollo de otra tesis o como método para su vida diaria.

En este sentido, revisar ideas para aprovechar una tesis para hacer un libro puede ser lo que necesitas. Ésta es una alternativa que no usan sólo grandes escritores científicos, sino que también es ideal para aquellos que han tocado un tema que puede interesar a algún sector de la población.

Para lograrlo, solo deberás organizarte bien y plantear algunas modificaciones en el contenido, que ayuden a que los lectores puedan avanzar de una forma más óptima por cada página. Lo más probable, es que esa estructura no quede muy similar a la que has presentado en la universidad, pero sí que mantendrá una gran relación con el tema.

Otro punto para saber cómo transformar tu tesis en un libro es apoyándote en el conocimiento de otras personas que tengan alguna relación con este área, y que puedan darte consejos para ordenar mejor todos los elementos.

Hay que tener claro, que un libro es una herramienta de consulta (en la mayoría de estos casos) y que debe seguir un desarrollo paulatino, que ayude a avanzar a los lectores en todo lo que se le va proporcionando.

Si hay una forma de aprovechar todo el esfuerzo que se hizo durante cierto tiempo, para obtener una tesis de doctorado aprobada, además que la obvia obtención del grado, es haciendo su publicación en un libro. Por ende, lo mejor será poner todo el empeño que puedas desde el principio.