Particularidades del Pacto Sucesorio Vasco

pacto sucesorio

Como ya sabrás, el País Vasco y la Comunidad Foral de Navarra disfrutan de una serie de privilegios fiscales que no siempre se repiten en el resto de las comunidades autónomas españolas. Sin embargo, lo que a priori parece beneficioso corre el riesgo de convertirse en un quebradero de cabeza para sus habitantes.

Sin ir más lejos, el pacto sucesorio vasco fue aprobado hace menos de cinco años y se diferencia del catalán, el aragonés y el gallego, lo cual implica que los residentes no puedan tomar como referencia lo que ocurre en dichas regiones de España. Con el fin de sacarte de dudas, en este artículo te explicamos en qué consiste y cómo se tributa.

Qué es el pacto sucesorio vasco

Antes de explicar en qué consiste el pacto sucesorio vasco, cabe destacar cuáles son las principales características del acuerdo de sucesiones en el ámbito nacional. Sin ir más lejos, el principal aspecto que hay que tener en cuenta en su definición. De acuerdo con los expertos en la materia, se puede denominar como una herencia en vida. El motivo detrás de esta afirmación no es otro que el hecho de que el reparto de bienes se puede llevar a cabo antes de la muerte de una persona. Su entrega suele tener lugar cuando los beneficiarios carecen del dinero correspondiente para liquidar el denominado Impuesto de Sucesiones y Donaciones.

Asimismo, es de recibo aclarar que, a diferencia de la herencia, el pacto sucesorio es inapelable. Es decir, si el testador desea realizar modificaciones en el testamento, necesita contar con el apoyo unánime de los herederos. De igual modo, no podemos pasar por alto que solo cuatro comunidades autónomas disfrutan de este privilegio en España. Concretamente, nos referimos a Aragón, Cataluña, Galicia y, cómo no, el País Vasco. En este último caso, de hecho, la aplicación del mismo puede variar en función de la provincia en la que resida el beneficiario en cuestión.

Cómo se tributa

Como no podía ser de otra manera, el pacto sucesorio vasco está recogido en la Ley 5/2015, de 25 de junio, de Derecho Civil Vasco, y tributa dentro del anteriormente mencionado Impuesto de Sucesiones y Donaciones. Según los profesionales de Heredaria, el primero se encuentra supeditado a las mismas tasas que una herencia convencional. Sin embargo, tal y como hemos especificado, la cuantía a pagar no será igual en Álava, Guipúzcoa y Vizcaya.

Esto es debido a que la tributación de cada provincia vasca está regulada por normas forales diferentes. Ante esta situación, es cuando menos conveniente confiar en un equipo de abogados que no solo esté instruido en la presentación del citado impuesto, sino que también cuente con la formación correspondiente en el pacto sucesorio y el Derecho Civil Vasco en general.

Como ves, el acuerdo de sucesiones no solo tiene presencia en muy pocas comunidades autónomas de nuestro país, sino que dentro de algunas de ellas existen disimilitudes entre las provincias que las conforman. El pacto sucesorio vasco es el mayor ejemplo de ello.