¿Por qué se ha puesto de moda visitar Tailandia y Camboya?

Tailandia es uno de esos países que cuenta con maravillas hechas por el ser humano y espacios completamente naturales de belleza extraordinaria. Uno de los destinos preferidos por los turistas que cada año se desplazan a este país.

La gran mayoría de los turistas que vienen a visitar este lugar por lo general regresan de nuevo. Podemos decir sin lugar a dudas que Tailandia es un destino vacacional ideal.

¿Qué tienen Camboya y Tailandia que enamoran?

Por otra parte está Camboya, que se encuentra en el sureste asiático y posee frontera con Tailandia, siendo un destino igual de apetecible.

Se puede realizar un circuito entre ambos países debido a su proximidad, aprovechando de esta manera visitar los lugares mágicos que tienen.

Si aún no estás completamente seguro de realizar un viaje a Tailandia combinado a Camboya, tienes que saber algunos de los motivos por los cuales no deberías dejar pasar una oportunidad como esta para disfrutar de unas excelentes vacaciones, que seguro no olvidarás.

Templos que se encuentran en plena selva

Cuando se viaja a Camboya, se puede disfrutar al máximo de la belleza que tienen sus templos de una manera completamente diferente a la que suele suceder en el resto de los países que tienen estas edificaciones.

Tienes la oportunidad de poder descubrir cómo es la cultura de este país en plena selva. Muchos templos se encuentran rodeados de una extensa belleza natural, haciendo que la visita a cada uno de estos sea una experiencia inolvidable.

Entre los templos más populares se encuentra Angkor, un complejo en el centro de la selva en el que la naturaleza se funde con las construcciones completo, haciendo que se convierta en un sitio inigualable.

Uno de los templos que conforman Angkor, el llamado Angkor Wat, es el monumento religioso más grande que existe en el mundo.  Su construcción tuvo lugar en el siglo XII y se trata de una representación del monte Meru, una montaña considerada sagrada para el hinduismo,  siendo la casa de los dioses.

Entornos para fotografiar

Un viaje a estos países es ideal para todas aquellas personas que adoran los paisajes que la naturaleza tiene para ofrecer. Tienes la oportunidad de ser testigo de hermosos amaneceres, playas exóticas, templos y mercados fluviales, una explosión de colores que podrás captar en imágenes.

Uno de los lugares que no te puedes perder si vas a Camboya es el Lago Tonlé Sap, que cuenta con una superficie de 24.605 kilómetros cuadrados en la temporada del monzón.

Está considerado el lago de mayor tamaño dentro del sudeste asiático, lugar donde se pueden observar y visitar cada una de las aldeas flotantes. También es perfecto para conocer la vida diaria de las personas que habitan en este lugar, que por lo general se dedican a la pesca y usan el agua de este río para lavar la ropa y bañarse.

Lo que no te puedes perder de Tailandia y Camboya

Si deseas conocer un poco más acerca de estos maravillosos países, debes recurrir a una agencia de viajes donde te organizarán un plan a medida y a los mejores precios en viajes a Tailandia y Camboya.

El viaje puede comenzar en la vibrante ciudad de  Bangkok, considerada como una de las ciudades más modernas del sudeste de Asia y donde se pueden observar una gran variedad de coloridos templos, mezclados con imponentes rascacielos.

Uno de los lugares que tampoco puedes perderte es Ayutthaya, que ha sido nombrado patrimonio de la humanidad por la Unesco.

Si continuas por el interior de dicho país, no hay que olvidar visitar el puente que se encuentra encima del río Kwai, en Kanchanaburi o también el parque Sukhothai, considerado el primer gran reino de Tailandia.

Entre los lugares más populares que puedes encontrar en Tailandia cabe mencionar el Chiang Rai (un templo que en la antigüedad albergó el buda de esmeralda), igual que el conocido y fotografiado triángulo de oro, una zona donde se unen Tailandia, Myanmar y Laos.

En Chiang Mai encontrarás templos y palacios antiguos de una belleza extraordinaria. Aquí se une la cultura y la aventura, ya que tendrás la oportunidad de poder montar en elefante.

En Camboya, aparte de los famosos templos de Angkor, no puedes dejar de visitar sus playas de arena fina y con aguas cristalinas, que invitan a darse un baño.

Podrás acercarte a ver delfines en el río Kratie y contemplar el maravilloso espectáculo que forman los pueblos flotantes. Un viaje inolvidable repleto de cultura y naturaleza.