PP «mantiene» su compromiso de dar estabilidad a Euskadi «solo» a cambio del «respeto a las reglas del juego»

EUROPA PRESS

  • BILBAO, 26 (EUROPA PRESS)

Alonso, Maroto y Marimar Blanco

El vicesecretario dePolítica Social y Sectorial del PP, Javier Maroto, ha asegurado que su partido «mantiene» su compromiso de «tender la mano» para la estabilidad en Euskadi, «solo a cambio del respeto a la convivencia y a las reglas de juego». Además, ha pedido al presidente de la Generalitat catalana, Carles Puigdemont, que, «al menos por una vez en su carrera política, piense un poco menos en su interés personal y un poco más en la dignidad de Cataluña, que también es la de España».

En el acto de inauguración en Ermua (Bizkaia) de una nueva sede, Maroto ha recordado la figura del edil del PP de este municipio asesinado por ETA, Miguel Ángel Blanco, y ha destacado el compromiso de su partido con «la libertad y convivencia», que están «de absoluta actualidad».

En este sentido, ha subrayado que hoy se celebra en el Parlament un pleno -para analizar las consecuencias en Cataluña de la aplicación del artículo 155 de la Constitución-, y ha señalado que «nadie entiende nada» de esta sesión plenaria, «ni los que están dentro ni los que están fuera, ni los que están en Cataluña ni los que estén en el resto de España, ni los que están en España ni otros países de la UE».

El representante popular ha destacado que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, «ha conseguido en muy poco tiempo partir por la mitad la convivencia en Cataluña, sus posibilidades de crecimiento económico y a su propio partido».

«¿Para conseguir qué?», ha preguntado, para destacar que lo único que ha logrado es que, «en muy poco tiempo la Generalitat pase de ser una institución seria a convertirse en un circo». «Yo le quiero pedir, en nombre del PP, que, al menos por una vez en su carrera política, piense un poco menos en su interés personal y un poco más en la dignidad de Cataluña, que es también la dignidad de España», ha apuntado.

Javier Maroto ha recordado que, «a pesar de todo eso», su partido tiene «un compromiso de acuerdo con partidos distintos», en «conexión con toda la realidad del ordenamiento jurídico y de la forma se sentir del pueblo español».

«Y vamos a hacer una cosa que es previsble en el PP y en el presidente Mariano Rajoy. Frente a esa acción de Puigdemont que genera dudas, que genera crispación y que destruye la convivencia, el PP se compromete más que nunca a defender la legalidad para devolver la democracia y la convivencia a Cataluña», ha señalado.

LA ESTABILIDAD DE EUSKADI

Maroto ha apuntado que su partido, tal como ha asegurado el presidente de los populares vascos, Alfonso Alonso, también mantiene su compromiso en Euskadi de «tender la mano para dar estabilidad, y solo pide una cosa a cambio, que es respeto a la convivencia y a las reglas del juego».

«Esa manera tan previsible de actuar del Partido Popular, que se ha mantenido en el País Vasco, también se trasladará al conjunto de España, con una respuesta que dé altura de miras, que esté a la altura de las circunstancias y que, sin duda, consiga ese objetivo de devolver a Cataluña lo que siempre debió de ser», ha concluido.

En la apertura de la nueva sede de Ermua, «a pie de calle», también han estado presentes Alfonso Alonso, la presidenta del PP de Bizkaia, Raquel González, la directora del Instituto de Víctimas del Ministerio de Interior, Sonia Ramos, y la presidenta de la Fundación Miguel Ángel Blanco, Mari Mar Blanco.

Powered by WPeMatico