Soluciones de espacio para tu dormitorio

El dormitorio es, sin duda, una de las estancias más importantes de la casa para cualquier inquilino, ya que se trata de uno de los espacios domésticos donde se desarrolla una actividad importante. Para acomodar la habitación a las necesidades de cada conviviente, no son pocos los elementos que pueden encontrarse en ella: mesas de noche, armario, cómoda, espejo, cama, etc… por lo que en no pocas ocasiones el espacio se convierte en un quebradero de cabeza no siempre fácil de solucionar. Y es que, al fin y al cabo, cuando una estancia es reducida ofrece unos recursos limitados que no siempre son sencillos de aprovechar. Además, a este problema se añade la posbilidad de que no sean los metros los insfucientes, sino demasiados los elementos que se precisan para ajustar el dormitorio plenamente a las condiciones de habitalidad, como en el caso de los destinados para los niños.

Para paliar este handicap, a continuación se ofrecen algunas alternativas eficaces.

Camas plegables

En algunas ocasiones los problemas de espacio llegan a la hora de necesitar el dormitorio para alguna actividad concreta. Para ello no siempre basta con retirar los muebles o pegarlos a la pared, sino que realmente el hueco que ocupan estos elementos es del que se precisa. En este sentido, la cama es quizá el gran impedimento, ya que requiere de un espacio ciertamente amplio. Así, el uso de camas plegables es uno de los métodos más eficaces y recurrentes entre quienes adolecen de este incómodo problema. Además, mientras que este modelo ha tenido no siempre buena fama entre los amantes del descanso, las incomodidades de los tipos antiguos han sido desechadas por la industria, que ha conseguido reunir en estos dispositivos movibles todo el confort de las camas y los colchones fijos. Sus precios, en ocasiones inferiores a los 100 euros, convierten estos lechos en la solución más eficaz y económica para aquellos estudiantes o independizados que deben conformarse en principio con viviendas de espacio muy limitado.

El problema de la falta de espacio se vuelve aún más acuciante cuando no es sólo un conviviente quien lo sufre, sino una pareja o, especialmente, una familia. En efecto, a veces no queda más remedio que juntar a los pequeños de la casa en un mismo dormitorio para optimizar al máximo los espacios de los que dispone la vivienda. Como en el caso de los matrimonios, también los hijos requieren de mesitas de noche, armarios, cómodas, espejos, etc… a lo que también se añade con frecuencia un escritorio o algún tipo de soporte similar que sirva para propósitos escolares. Por si esto no fuese suficiente, estas habitaciones deben recoger más de una cama, lo que reduce en un alto porcentaje los metro útiles restantes. Sin duda, una de las soluciones tradicionales para este inconveniente ha sido el uso de literas, pero en ocasiones ni siquiera con ello es suficiente. Por este motivo, actualmente el mercado ofrece la posibilidad de adquirir literas plegables. De este modo el espacio ocupado puede ser liberado en cualquier momento del día en que se necesite. Además, en contra de lo que pueda parecer, el proceso de pliegue y despliegue no resulta ni aparatoso ni complejo, por lo que apenas unos minutos bastan para tener un espacio despejado y útil durante el tiempo deseado. El único inconveniente quizá pueda ser su precio, que suele rondar los 1000 euros, aunque se puedan encontrar más baratas.

En otras ocasiones el problema con el espacio no viene provocado por la amplitud de los elementos, sino por lo numerosos que puedan ser. En efecto, en el dormitorio suelen guardarse todos aquellos complementos de los que las personas se sirven íntimamente en su día a día: camisas, vestidos, zapatos, pantalones, ropa interior, abrigos, etc. Ocurre entonces que los muebeles destinados a guardar todo esto son insuficientes y los metros útiles de la estancia no permiten acoplar otro armario o cajonera de algún tipo. Frente a esto, una solución eficaz y cada vez más usada entre los consumidores es la compra de camas abatibles. El principal motivo de su éxito reside en la capacidad de ofrecer todas las comodidades de una cama convencional a la par que dota al dormitorio de un espacio útil extra en el que guardar cualquier cosa. El auge incipiente de este producto ha motivado una amplia gama de ofertas en canapés abatibles. Y es que el uso de este tipo de cama alberga múltiples ventajas. Frente a otros dispositivos de almacenamiento de acceso complicado, estas camas abatibles son fácilmente manejables, por lo que puede convertirse en un armario más donde guardar la ropa y los zapatos de uso diario. Por otro lado, su desarrollo ha permitido adaptar este formato a todo tipo de necesidades, por lo que no sólo el tamaño de matrimonio existe en el catálogo, sino que también las camas individuales y de niños pueden contar con este mecanismo.